El grupo español Endesa, participado al 92% por la compañía italiana Enel, comenzó las obras de una central hidroeléctrica en Colombia que, según el presidente Juan Manuel Santos, ofrece la oportunidad al país para convertirse en una potencia energética.

“Este proyecto es una puerta importante a ese gran potencial que tenemos nosotros de convertirnos en una potencia en materia de generación de energía”, afirmó Santos durante el acto en el que puso la primera piedra de la central hidroeléctrica de El Quimbo en compañía del presidente de Endesa, Borja Prado.

Endesa, a través de su filial en Colombia, Emgesa, invertirá US$837,2 millones en esta central, que será operativa en diciembre de 2014, tendrá una potencia de 400 megavatios y generará 2.216 gigavatios hora al año, suficientes como para cubrir el 4% de la demanda energética colombiana.

Santos remarcó en el “significado geopolítico” que tendrá la hidroeléctrica, sobre todo al tener en cuenta que Colombia está rodeada “de países con necesidades en materia de energía”. La central de el Quimbo se alimentará del río Magdalena, el más importante y extenso de Colombia, y será la hidroeléctrica más importante de Endesa en Latinoamérica, tras la de Ralco, en Chile.

Estará ubicada en el departamento del Huila y junto a la central de Betania cubrirá el 8% de la demanda nacional. “Significa también un voto de confianza de la inversión extranjera en Colombia, inversión que tanto necesitamos”, aseguró el máximo responsable del Ejecutivo.

Por su parte, Borja Prado señaló que el proyecto de El Quimbo se concretó gracias a “una estrecha y eficaz colaboración entre los agentes públicos y Endesa”. Recordó que será la “primera hidroeléctrica de Colombia construida por una empresa privada” y confió en que la experiencia sirva de precedente para futuros proyectos.

“Colombia representa un futuro alentador para el grupo Endesa, tanto en la generación como en la distribución de energía debido principalmente a su estabilidad económica, a sus expectativas de crecimiento y a su potencial”, explicó Prado.