El ministro de Agricultura de Colombia, Rubén Darío Lizarralde, explicó que la meta de esa cartera es invertir alrededor de $47 billones (US$24.920 millones) en los próximos cinco años y de esa forma obtener ingresos por $5,4 billones (US$2.863 millones).

En ese sentido, también señaló que la idea es llegar a un millón de hectáreas sembradas por cada en 2020 gracias a una banca de inversión para impulsar siete cadenas productivas: cacao, hortofrutícola, forestal, palma, caucho, maíz y soya.

Asimismo, Lizarralde anunció que grandes inversionistas llegarán a Colombia para dinamizar el campo colombiano. "Se estima que este programa tendrá un impacto positivo en el PIB a tres billones (US$1.590 millones)", dijo a Caracol Radio.

Mediante una unidad especial, se coordinarán políticas en materia de inversión entre el campo, la banca nacional, internacional y dueños de tierras que serán coinversionistas. Por ello, el ministro manifestó que un total de 540.000 productores y sus familias se convertirán en emprendedores para así mejorar su calidad de vida. "Con la implementación de esta unidad de inversión, el Ministerio de Agricultura presenta una nueva política para transformar y modernizar el agro".

Igualmente, la unidad se encargará de estructurar y promover proyectos agrarios, a gran y mediana escala con un efecto director en la generación de 500.000 empleos para reducir la pobreza en las zonas rurales de Colombia.