Con la presentación de ofertas por La Pintada-La Virginia (Pacífico III), Cartagena-Barranquilla y el corredor perimetral de Oriente de Cundinamarca, arranca hoy una semana vital para la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que mañana tiene proyectada la adjudicación del segundo proyecto de la Cuarta Generación de Concesiones (4G) Girardot-Puerto Salgar, con lo cual busca consolidar el proceso, en el que se invertirán $47 billones (US$24.659 millones).

Así lo anunció el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, quien explicó que “de aquí en adelante será una agenda intensa para dejar andando este programa, con el cual se espera intervenir 8.000 kilómetros de vías, de las cuales 1.370 se llevarán a doble calzada. Se construirán 141 túneles con una longitud total de 125 kilómetros y 1.300 viaductos, lo que le permitirá al país mejorar la conectividad de los centros de producción con los puertos”.

Para este martes está prevista la entrega de propuestas por el corredor Pacífico III, en el que se invertirán $1,1 billones (US$577 millones). Esta vía, localizada entre Antioquia, Caldas y Risaralda, le permitirá al país conectar a Medellín con Buenaventura en menor tiempo.

Para mañana se contempla la adjudicación de la vía Girardot-Puerto Salgar, obra que tiene un costo de $1 billón (US$524 millones) y que tiene precalificados a dos consorcios.

Se trata del grupo colombo-costarricense liderado por Mario Huertas de Colombia y Constructora Meco de Costa Rica y el consorcio colombo-mexicano Infraestructura Vial Puerto Salgar, integrado por Controladora de Operaciones de Infraestructura S.A. de CV, ALCA Ingeniería S.A.S., Latinoamericana de Construcciones S.A., Carlos Alberto Solarte Solarte (CASS S.A.) y Estyma.

Este proyecto prevé la construcción de dos puentes sobre el río Magdalena, en límites de Girardot y Flandes y otro entre La Dorada y Puerto Salgar. Además, contempla la construcción de 190 kilómetros de longitud, de los cuales 22 kilómetros corresponden a vías nuevas.

El valor de la obra asciende a $1 billón (US$524 millones) y su tiempo estimado de construcción es de cuatro años. La vía beneficiará a Cundinamarca, Caldas y Tolima.

Este mismo día, en las horas de la tarde, se recibirán las ofertas por el proyecto Cartagena-Barranquilla obra que está estimada en $1,1 billones (US$577 millones).

El corredor está dividido en dos tramos. El primero conecta a Cartagena con Barranquilla a lo largo de 110 kilómetros. Y el tramo II de 36,7 kilómetros entre Malambo y Las Flores, carretera conocida como la Circunvalar de la Prosperidad del Atlántico.

Con estas obras se les ofrecerá a Cartagena y Barranquilla una vía con los más altos estándares técnicos a nivel internacional en seguridad vial, calidad y servicio, lo cual permitirá agilizar la comunicación entre los dos puertos de transporte de carga más importantes del país en la costa Caribe.

Para el viernes, el turno es para el corredor perimetral de Cundinamarca, obra que busca sacar de la vía Bogotá-Villavicencio los vehículos de carga pesada, especialmente las tractomulas que se desplazan con petróleo hacia los puertos de exportación.

La carretera se iniciará en Briceño, conectando con la actual doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso y finalizará a la altura del municipio de Cáqueza, donde se conecta con la vía Bogotá-Villavicencio. Serán 106,9 kilómetros que permitirán comunicar a Meta y Boyacá sin pasar por Bogotá.

El proyecto beneficiará directamente a más de 300.000 habitantes de Briceño, Sopó, El Salitre, Guasca, La Calera, Los Patios, Choachí, Ubaque y Cáqueza, y a los sectores agroindustriales y mineros de los Llanos Orientales.

Estos cuatro proyectos hacen parte de las nueve concesiones que integran la primera ola de la Cuarta Generación de concesiones viales, en las que se invertirán $11 billones (US$5.771 millones).

4542