El presidente de Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), Sergio Clavijo, aseguro este miércoles que si de manera definitiva se suspende la enajenación de la generadora Isagén se pondría en riesgo la financiación de hasta 36 proyectos de infraestructura estratégicos para el país.

"Llevamos seis años diciendo que recaudo no da para hacer obras extraordinarias. A la venta de Isagén le han salido enemigos políticos y jurídicos y sería muy grave que su venta no aportara los $5 billones (US$2.586 millones) que se están esperando para agilizar las garantías que tienen que ver con túneles y viaductos", dijo Clavijo.

Agregó que la Anif espera que las Altas Cortes entren en razón para destrabar la enajenación y recalcó que de darse, no debe descuidarse el suministro energético del país.

"Creemos que se requerirá completar el 8% de la enajenación de Ecopetrol para apalancar la urgencia de estos proyectos de infraestructura", aseguró el presidente de la Anif al tiempo que reiteró que el actual recaudo tributario no basta para allegar $47 billones (US$24.316 millones) necesarios para la financiación de las concesiones viales de cuarta generación (4G).