“Desde el primero de abril no se podrán expedir tiquetes aéreos con el gravamen de combustible por fuera de la tarifa aérea”, advirtió este miércoles el presidente Juan Manuel Santos, en Bogotá.

El Jefe de Estado explicó que las ventajas de esta decisión se verán reflejadas en una mayor competencia dentro del sector aéreo, “porque vamos a entrar a un sistema en que no hay ni pisos ni techos”.

“De esa competencia —como siempre— los que saldrán beneficiados son los consumidores —en este caso, los pasajeros— que podrán escoger entre una variedad de más y mejores ofertas”, puntualizó.

Finalmente, el presidente de la República señaló que se mantendrá una vigilancia al comportamiento de los precios de los tiquetes “para que este nuevo escenario de competencia no se traduzca en abusos”.