Bogotá. La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) confirmó la sanción impuesta contra Cemex, Holcim y Argos, y a seis directivos, por cartelización empresarial. Según la investigación las tres empresas, que representan el 96% del mercado, acordaron el precio del cemento durante casi tres años.

La sanción representa una multa de más de $202.000 millones (US$73,4 millones), de los cuales Argos y Cemex pagará cada uno más de $77.000 millones (US$28,0 millones), y $54.000 millones (US$19,6 millones) en el caso de Holcim. Asimismo, las sanciones a los directivos desde los $24 millones (US$8.731) hasta más de $342 millones (US$117.878), en el caso del presidente de Cementos Argos y Holcim.

Conforme a lo revelado por la entidad, el acuerdo de los precios se evidenció en el cemento gris Pórtland Tipo 1 durante el periodo de enero de 2010 a diciembre de 2012.

La SIC además concluyó que durante dicho periodo las empresas mantuvieron una relación colaborativa y no competitiva. Lo anterior se evidenció en correos electrónicos, comunicaciones internas y documentación, que finalmente utilizó la entidad como material probatorio.

A lo anterior, se suma el comportamiento que tuvo el precio del cemento fuera de la fábrica, la SIC pudo ver cómo el aumento del mismo se consolidó en un 29,9%, mientras que la inflación se situó en cerca del 9%, es decir, un precio superior en un 20% al de la inflación por casi tres años, lo que se traduce en ventas superiores a $8 billones (US$2.910 millones).

El cálculo que se hizo para relacionar el impacto que tuvo este acuerdo de precios en la capacidad de compra del producto dice que, mientras en 2010 un salario mínimo alcanzaba para adquirir 37 bultos, con el incremento se redujo a 31.

Contra las decisiones del Superintendencia de Industria y Comercio procede recurso de reposición