La industria del gas solicitó al gobierno permitir la confiabilidad del sistema y mecanismo para avanzar en las exportaciones, aspectos que permitirían dinamizar la producción y aumentar las reservas de gas en el país.

En una especie de pliego de peticiones, la industria del gas solicito al gobierno reglas claras en materia de confiabilidad del sistema, y mecanismos para incentivar las exportaciones, sin afectar el consumo nacional. Que se establezcan la forma de que las plantas térmicas tengan el gas necesario cuando lo requieran para generar la suficiente energía y alejar cualquier asomo de racionamiento en el país.

El presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), Eduardo Pizano, indicó que la industria necesita más confiabilidad porque “no podemos darnos el lujo que cada vez que el gas lo requiera el sector termoeléctrico, se lo quiten a la industria en Colombia y a los vehículos. Hay que hacer un esquema que permita que las termoeléctricas tengan su propio gas, pero que no sea a costa de los industriales y de los vehículos. Necesitamos generarle confiabilidad a todo el sector. Requerimos (de) unas normas establecidas por el Gobierno Nacional a través de la Comisión (de Regulación de Energía y Gas –Creg) que permitan que eso sea factible, y lo podamos desarrollar”.

El dirigente indicó que el segundo pedido al Gobierno del presidente Santos para continuar fortaleciendo la industria del gas en el país tiene que ver con incentivo a las exportaciones. “Muchos tienen miedo de que exportemos nuestros recursos naturales y que nos quedemos sin gas. A esas personas les digo: hoy el país tiene una tasa de producción frente a las reservas que es adecuada, nos da una tranquilidad para que los próximos cinco o siete años no tengamos ningún problema, pero necesitamos remplazar las reservas que se están produciendo, y la única manera de pedirle a las compañías productoras de petróleo que busquen gas, que desarrollen gas, que inviertan en las instalaciones de gas, es si puede vender ese gas”, dijo Pizano.

Para remplazar las actuales reservas de gas “necesitamos que se busque gas, que se encuentre gas”, dijo Pizano.

La apertura de las exportaciones dio como resultado inicial que Chevron y Ecopetrol decidieran rehabilitar el campo de Riohacha que va a generar 70 millones de pies cúbicos adicionales de gas. Están perforando en Chuchupa- Ballenas para subir la producción y se espera que el campo esté de nuevo con una producción por encima de los 700 millones de pies cúbicos. Había caído al orden de 630 millones, precisa un informe de Naturgás.

El dirigente gremial recordó que Pacific Rubiales en Sucre han querido desarrollar ese campo porque se abre la posibilidad de exportar. En ese sentido, la petrolera canadiense firmó un convenio con una empresa de Bélgica para construir una planta de licuefacción y exportarlo, dijo.

Pizano advirtió que para desarrollar esos proyectos gasíferos se requiere vencer el obstáculo de la regulación de los precios. Indicó que para romper esos precios es con competencia y con mayor oferta.

“Esa mayor oferta que está proponiendo Pacific Rubiales requiere la construcción de un gasoducto de Sincelejo a Cartagena, que en primera instancia fue negado por la Creg. Estamos en un recurso de reposición ante ellos”, dijo Pizano al considerar que ese es un gasoducto esencial para generar distintos puntos de oferta de gas a la costa Atlántica para que los precios puedan bajar.