Madrid. El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, ha explicado al gobierno español las posibilidades de negocio que las empresas de este país pueden tener en el ámbito de las infraestructuras, en especial en el transporte ferroviario para unir las ciudades.

Garzón ha participado hoy en un encuentro organizado por el Foro Nueva Economía, al que asistieron empresarios, diplomáticos y periodistas y en el que destacó la seguridad jurídica y política de su país y la evolución positiva de los indicadores económicos.

El vicepresidente se reunió ayer con los ministros españoles de Industria y Turismo, José Manuel Soria, y de Fomento, Ana Pastor, a quienes planteó el interés porque las empresas de este país tengan más presencia en Colombia.

En especial en ámbitos como el transporte ferroviario y las infraestructuras portuarias, después de que ya estén presentes en las de carreteras.

Un elemento de interés para Colombia es desarrollar y consolidar su sector turístico, en el que España "es un referente", añadió Garzón.

Recordó la pertenencia de Colombia a la Alianza del Pacífico junto a México, Perú y Chile, un bloque para la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas que cuenta con 212,6 millones de habitantes y un PIB total de US$2.041.747, según la estimación del FMI para 2012.

De esa alianza subrayó que "no se hizo contra ningún país. No es por ideología, sino por pragmatismo".

De España el vicepresidente dijo que en Colombia a veces hay "envidia de la buena" por cómo se vive: "queremos vivir así", dijo Garzón, quien agradeció las gestiones del gobierno español para la supresión del visado para los colombianos que deseen acceder a la Unión Europea hasta noventa días.

El Parlamento Europeo aprobó ayer esa exención, que también afecta a los peruanos, y para su aplicación falta que lo ratifique la Comisión Europea.