Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió a la petrolera estatal Ecopetrol que le pague al Estado los multimillonarios dividendos correspondientes a las utilidades del 2011 en el 2013, una medida que ayudaría a evitar una mayor apreciación del peso.

Pero el Ministerio de Hacienda proyectó en su plan financiero del 2012 el ingreso a las cuentas del gobierno de al menos 8,4 billones de pesos (unos US$4.725 millones) por cuenta de los dividendos de Ecopetrol de la cual posee una participación de cerca del 88%.

El anuncio de Santos despertó dudas entre analistas sobre cómo se compensaría la falta de esos recursos en la partida de ingresos del 2012.

"Le pedimos a Ecopetrol que paguen buen dividendo y a pequeños accionistas de un solo envión. Al gobierno que le paguen el año entrante", escribió Santos en su cuenta de Twitter este martes en la noche, sin dar más detalles.

Ecopetrol registró el año pasado una utilidad neta de 15,4 billones de pesos (US$8.663 millones), por encima de lo esperado por los analistas.

La petrolera propondrá en la asamblea de accionistas el 22 de marzo repartir dividendos por 12,3 billones de pesos (US$6.919 millones) en tres cuotas.

A finales de enero, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que el gobierno mantendría este año en el exterior US$1.000 millones de los dividendos recibidos de Ecopetrol y US$1.500 millones de regalías por la producción de crudo, una política usada en los años previos, para disminuir la presión alcista sobre el peso.

La moneda local acumula una apreciación del 8,5% en lo que va del 2012 a pesar de la intervención del Banco Central, en medio de los llamados de los exportadores, que reciben dólares por su negocio pero pagan los costos de producción en pesos.