El suroccidente de Bogotá amaneció este martes bloqueado, luego de que los camioneros que obstaculizaron el tráfico de la ciudad desde el lunes en horas de la tarde decidieran mantener la concentración en diferentes puntos estratégicos de la ciudad.

El bloqueo de los camioneros en Bogotá se inició este lunes en horas de la tarde, cuando dos caravanas, una por la calle 13 y otra por la calle 80, empezaron a congestionar el tráfico vehicular.

En el marco de una serie de trastornos de desplazamiento dentro de Bogotá, este movimiento es la tercera protesta que realizan los camioneros en la capital colombiana desde la semana del 7 de febrero de este año.

El movimiento es para exigir la abolición de la tabla de fletes y para evitar la chatarrización de cientos de camiones a los cuales ya les corresponde apegarse a dicho procedimiento.

Los camioneros aseguraron que mantendrán los bloqueos en la ciudad mientras no lleguen a un acuerdo con el Ministerio de Transporte.

Polémica implementación. El ministerio de Transporte anunció la implementación, a partir del próximo 28 de febrero, de un Sistema de Información de Costos Eficientes, que elimina la actual tabla de fletes que cobran los transportadores de carga y permite una libertad vigilada de precios.

Pero los camioneros argumentan que la medida ocasionará una caída en los precios que cobran por el transporte de carga.

"No estamos de acuerdo con la medida que piensa adoptar el Gobierno porque es una medida inconveniente, no es concertada, es una medida que mutila totalmente el desarrollo, el esfuerzo que hemos venido haciendo durante tantos años", dijo el director nacional de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Juan Javier Amaya.

"No podemos aceptar que quiten la tabla de fletes porque nos están comparando con unos países desarrollados y deben pensar en Colombia, en la topografía, (precios de) combustibles, peajes, esos costos", explicó el directivo, quien acusó a empresarios de presionar al gobierno para adoptar la norma.

* Con información de El Espectador y Reuters.