Bogotá. Recordando que las reservas probadas de petróleo de Colombia apenas son de 2.000 millones de barriles y de 4,7 billones de píes cúbicos de gas, el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, restó importancia al debate sobre si el país vive un boom o una bonanza petrolera.

"Uno tiene que saber dónde estamos", reiteró el jefe de la cartera de Minas y Energía. Indicó que las reservas de petróleo de Colombia alcanzan para 10 años, y cuando se habla de gas, "tenemos unas limitaciones todavía mayores en el sentido de que lo que tenemos hoy como reservas probadas nos permiten llegar con tranquilidad hasta el año 2017", dijo.

Rodado Noriega indicó que "tenemos la convicción, con una probabilidad razonablemente importante, de que vamos a seguir aumentando las reservas de crudo y las de gas".

Reiteró que el país tiene una potencialidad que no se ha podido convertir en realidad, y "ese es el gran desafío de la política energética minera. Convertir en realidad la potencialidad que tenemos".

Dijo que siendo concientes de que "no somos un país petrolero, pero sí somos un país minero. Yo me atrevería a decir que nuestra potencialidad minera y nuestra realidad minera puede ser mucho más significativa que nuestra realidad de hidrocarburos, en el contexto universal".

Tenemos oro, tenemos plata, tenemos platino, mientras que en níquel somos el séptimo productor del mundo.

La riqueza minera. El ministro de Minas y Energía recordó que el 45% de las reservas de carbón térmico de América Latina se encuentran en el subsuelo colombiano, "estamos hablando de 7.000 millones de toneladas de reservas de carbón, medidas".

Revela un documento del gobierno que "Con la tasa de explotación actual, las reservas medidas de carbón en Colombia aseguran más de 100 años de producción, suficientes para participar a gran escala en el mercado internacional y abastecer la demanda interna".

De acuerdo con cifras entregadas por el Banco de la República, hasta septiembre de este año, los ingresos por exportaciones de carbón ascienden a US$541 millones. Según el mismo informe, en 2009, las ventas externas superaron los US$351 millones.

En oro, el país no se encuentra atrás, a juzgar por las cifras suministradas por el jefe de la cartera de los asuntos minero energéticos.

Mencionó la mina de Angostura en Santander que alberga por lo menos 10 millones de onzas, entre reservas medidas e indicadas y unas 50 millones de onzas de plata. La Colosa en el departamento del Tolima tiene una potencialidad significativa.

"Tenemos oro, tenemos plata, tenemos platino, mientras que en níquel somos el séptimo productor del mundo. Uno puede decir que Colombia tiene una potencialidad minera importante a escala universal, y por ello es que hemos tenido todo este atractivo de inversionistas", dijo el funcionario.

Rodado Noriega indicó en un foro organizado por Anif que Colombia se ha convertido en una Nación atractiva por la seguridad jurídica y "por ese potencial que necesitamos convertir en realidad".

Esfuerzo en hidrocarburos. Pese a bajarle el tono al denominado boom petrolero, el jefe de la cartera de Minas y Energía anunció que el país ha emprendido una explotación más eficiente e intensiva de los campos maduros.

Explicó que los campos de petróleo que ya se consideraban agotados, con una nueva tecnología, "se puede exprimir más la naranja y se puede mejorar los factores de recobro de los campos".

Dijo que pese a que la explotación de los crudos pesados, hoy con precios de US$80, ya es rentable explotar estos crudos y por ello el país ha venido aumentado las reservas de este tipo de crudo.

"Iguales esfuerzos estamos haciendo en el caso del gas natural", dijo Rodado Noriega. Recordó que a través de subastas, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) está haciendo adjudicaciones de bloques para hacer exploración y, eventualmente, explotación y mejorar el volumen de crudo y de gas que se produce en el país".

Agencia de fiscalización. El ministro de Minas y Energía no descartó agilizar un revolcón en el sector de la explotación minera insistiendo en mejorar la fiscalización.

Dijo que la fiscalización que deben hacer organismos como Ingeominas o los mismos departamentos, "debe hacerse de una manera eficaz".

Dijo que no debería hablarse de una minería ilegal sino de "una minería depredadora e ilícita", que podría estar en manos de grupos ilegales.
Indicó que el Gobierno está evaluando si esa fiscalización se puede tercerizar, es decir contratar con una entidad auditora internacional.

"Hay firmas internacionales de auditoría que tienen departamentos especializados en el control de la minería. Eso lo estamos analizando y viendo diferentes oportunidades para ver cuál es la mejor manera de realizar una fiscalización eficaz".

Reconoció que Ingeominas no ha contado con el recurso humano para realizar el proceso de legalización minero. Por eso la reestructuración de Ingeominas tiene que ser bastante profunda, dijo.

Explicó que tiene que ser una agencia nueva, con una nueva naturaleza jurídica, "en donde podamos contar con buenos profesionales, competentes y bien pagos y que puedan realizar las gestiones de administración eficiente y de fiscalización eficaz".