Medellín. Este miércoles, Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, anunció una noticia que los colombianos habían estado esperando desde que empezaron las complicaciones en Hidroituango: los trabajadores de Empresas Públicas de Medellín (EPM) alcanzaron la cota 410.

Es decir, lograron alzar la presa hasta la altura necesaria para evitar que el agua del embalse la sobrepasara y generara una avalancha más grande que la que enterró a Armero en 1985.

“Estamos alcanzado la cota 410. Esta cota nos está mitigando el riesgo de avalancha. Esto es importante porque las comunidades aguas abajo, ya no van a estar viviendo con este riesgo. En este momento vamos a seguir realzando la presa hasta llegar a la cota 415, pensando sobre todo en el futuro invierno de octubre y noviembre”, dijo Jorge Londoño de la Cuesta, presidente de EPM.

A lo que se refiere Londoño es que una vez alcanzada esta altura, se evita que 2.700 millones de metros cúbicos de agua ocasionen una gran tragedia. Para lograr esa meta, cientos de empleados de EPM trabajaron día y noche. Fue una carrera contra el tiempo en la que competían con el creciente nivel del embalse que, de superar a la presa, podía agrietar su estructura.

Sin embargo, como lo admitió el mismo Londoño, aún hay una seria complicación: “Permanece activo el riesgo de una creciente que se puede producir por el ‘destaponamiento’ del túnel derecho, como ocurrió el sábado 12 de mayo”.

Así también lo había reiterado Santiago Ortega, profesor de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. “Llegar a la cota 410 sólo mitiga el riesgo más grande, el de un posible colapso de la presa, pues ahora el agua puede pasar por el vertedero. El túnel de desviación número dos se puede destapar en cualquier momento y producir una emergencia por la abrupta cantidad de agua que saldría. Y también hay unas filtraciones en el macizo de roca (el estribo derecho), en donde están las obras subterráneas, y hay que ver cómo se refuerza”, aseguró.

En palabras de Oswaldo Ordóñez, magíster y doctor en geología, haber alcanzado la cota 410, solo reduce el riesgo en un 50%. “Ahora, lo que tiene que hacer EPM es drenar el agua del cuarto de máquinas y ver el estado del lugar, para saber cómo quedó”.