Con el fin de disminuir la duración de los cortes de energía eléctrica y mejorar la prestación del servicio, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) de Colombia diseñó un nuevo esquema de calidad con incentivos y compensaciones que deberán aplicar todas las empresas distribuidoras.

"La idea es que las empresas tengan aumentos o disminuciones en su ingreso (cargo de distribución) de acuerdo con la calidad del servicio que presten. Por ejemplo, si la calidad del servicio es inferior a lo que se esperaba, se disminuirá el cargo de distribución que puede cobrar", explicó el experto Comisionado, Germán Castro Ferreira, según el informe de prensa del gobierno.

Los incentivos y las compensaciones otorgados a las empresas y a los usuarios serán estimados cada tres meses a partir de la comparación entre índices históricos y actuales, que miden el nivel de calidad suministrado por cada empresa.

Precisa el comunicado que para iniciar este nuevo esquema, las empresas distribuidoras de energía deben cumplir cinco requisitos que son certificados por una empresa auditora, y con los cuales se garantiza la veracidad y oportunidad de la información utilizada para el cálculo de los incentivos y compensaciones.

Estos requisitos son: identificar las redes que atienden a cada usuario; tener un Sistema de Gestión de la Distribución; y tener equipos de telemedición que permitan identificar las fallas en por lo menos el 90% de sus circuitos.

Además, deben contar con certificación de calidad de su procedimiento de registro y reporte de la información de interrupciones; y tener un mecanismo de reporte diario, alLiquidador y Administrador de Cuentas del Sistema Interconectado Nacional, de las interrupciones sucedidas en su red.

Hasta ahora han ingresado al nuevo esquema de calidad Empresas Públicas de Medellín(EPM) y la Central Hidroeléctrica de Caldas (CHEC). Se espera que a comienzos del 2011 ingrese el mayor número de las empresas distribuidoras de energía eléctrica del país, dice el informe de prensa.