Con el propósito de hacer un frente común para prevenir el hurto bajo la modalidad denominada "fleteo", la Superintendencia Financiera de Colombia solicitó la intervención de sus administraciones para que promuevan la adopción de medidas orientadas restringir el uso de teléfonos celulares o de elementos de comunicación personales a los funcionarios de las áreas de caja en las oficinas donde se realicen depósitos, pagos y retiros, durante los horarios de atención al público.

La decisión reitera la prohibición para el uso de estos aparatos a los usuarios financieros, mientras permanezcan dentro de las instalaciones de la entidad.

La Superintendencia comunicó al sistema financiero que deben publicar en lugares visibles, precisas instrucciones sobre los funcionarios o áreas responsables de recibir depósitos, pagos y retiros, sin perjuicio de que se disponga de un punto de información para absolver las inquietudes de los consumidores financieros.

La resolución firmada por el superintendente Financiero, Gerardo Hernández, indica que los bancos deben fijar avisos en lugares visibles de las oficinas en los que se anuncie la posibilidad de contar con el servicio de escolta prestado por la Policía Nacional, en las condiciones y con la disponibilidad definidas por esa autoridad, cuando los clientes realicen retiros de dinero en efectivo, dice la resolución de la entidad de control.

También busca propender porque los servicios contratados con terceros, que ejecutan sus funciones en el interior de las oficinas en las cuales se atiende al público (vigilancia, seguridad y otros) sean prestados por empresas especializadas, velando porque, durante la vigencia de los contratos, se mantengan las competencias exigidas al momento de su vinculación.