Ituango. En la madrugada de este domingo se presentó un nuevo desprendimiento menor de tierra en la parte alta de la montaña en el área superior de la captación del proyecto hidroeléctrico Ituango.

Según informó Empresas Públicas de Medellín (EPM), se monitorea la zona constantemente con un radar y se adelantan informes de seguridad para confirmar el momento en que las condiciones permitan retomar las labores, pues se evacuó de manera preventiva al personal de esa zona, ante la posibilidad de caída de piedras. Estas tareas continuarán de manera permanente.

“El pequeño desprendimiento de tierra se encuentra dentro de los estándares de seguridad esperados”, especificó EPM. Además, la compañía dijo en un comunicado que en este momento la situación en el proyecto hidroeléctrico Ituango es estable y los trabajos continúan en los demás frentes

Durante la última sesión del Puesto de Mando Unificado este viernes, EPM informó que se continúa en la consolidación del Centro de Monitoreo Técnico, el cual se espera esta semana pueda quedar en operación en su totalidad.

Asímismo, indicaron que el vertedero ya está listo en un 100% para poder realizar descargas de agua por allí cuando se estime necesario, el canal de evacuación ya cuenta con las condiciones seguras para hacer evacuaciones de agua.

Según informó Empresas Públicas de Medellín (EPM), se monitorea la zona constantemente con un radar y se adelantan informes de seguridad para confirmar el momento en que las condiciones permitan retomar las labores.

Por su parte, el grupo de Integral ingenieros consultores, presentó un informe frente al tema de los deslizamientos en la montaña en el que se concluye que la probabilidad de deslizamientos en masa o de muy alto volumen es muy reducida y mínima, de acuerdo con los estudios realizados sobre la montaña. El documento también advierte que de llegar a presentarse el volumen de deslizamiento generaría una ola que no superaría la cresta de la presa.

Sin embargo, se mantienen el constante monitoreo y seguimiento de la montaña y de todos los aspectos técnicos que interfieren en el proyecto para lograr nuevamente tener el control total del mismo a través del Centro de Monitoreo Técnico.

Los pronósticos del Ideam revelan que “en los últimos días las lluvias han presentado una disminución considerable en la zona, lo que es normal en esta época de transición de la primera temporada de lluvias de 2018 a la temporada seca o de menos lluvias”.

Sin embargo, la entidad enfatizó en que esto no significa la ausencia total de precipitaciones, pues estás pueden seguir presentándose en la zona, así como en el territorio nacional, “influenciado a su vez por una serie de ondas tropicales que se registran en la parte occidental sobre el Caribe lo que puede generar condiciones lluviosas en el Golfo de Urabá y el Pacífico”.

De acuerdo con el Ideam, viene desde el oriente desplazándose una onda a la cual se le hace el respectivo seguimiento frente a los escenarios que pueda generar la misma en los próximos días en el territorio.

También se han venido cumpliendo los pronósticos del Ideam respecto a la reducción en las condiciones hídricas del río Cauca aguas arriba de la presa. De acuerdo con el registro, este sábado el embalse presentó un descenso de 48 centímetros, llegando a un nivel de 392,78 metros sobre el nivel del mar.

“Dadas las bajas lluvias que se han presentado en la zona se ha registrado una disminución de agua que llega al embalse, sumado a que por el cuarto de máquinas se mantiene el vertimiento de agua sobre los 1.150 metros cúbicos por segundo (m3/seg) frente a los 1.100 m3/seg que están, en promedio, llegando al embalse”, informaron.

Finalmente, en materia operativa se informó que tienen 38 albergues entre temporales y espontáneos en Valdivia, Tarazá y Cáceres, en donde se alojan más de 14.000 personas. A la fecha más de 16.000 personas han evacuado de manera preventiva, atendiendo el llamado de las autoridades.

Así mismo, otras 100.000 personas de los municipios que están en alerta naranja y amarilla, se mantienen preparadas y se fortalecen las acciones de prevención con ellos, por medio de los simulacros que se vienen realizando, talleres y capacitaciones, visitas puerta a puerta y el uso de medios informativos locales para acercar más la información y las medidas que permitan tener a comunidades mejor preparadas.

Las autoridades fueron enfáticas en que el nivel de alerta se mantiene y “no se baja la guardia frente a esta amenaza, por el contrario se siguen los mecanismos y protocolos de prevención y fortalecimiento con cada uno de los municipios de la zona de influencia del proyecto”.

Los anuncios se dieron durante la sesión 51 del Puesto de Mando Unificado liderado por el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez Pérez, con el acompañamiento de los representantes de los Ministerios de Minas, Ambiente, la ANLA, el IDEAM, Invías, las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, la Defensoría del Pueblo, en conexión con los PMU de Hidroituango, Medellín, Bolívar y Córdoba.