Bogotá. Colombia aprobó US$13,5 millones para renovar unas 50.000 hectáreas de árboles de café, parte de la estrategia para mantener su producción anual en alrededor de 14 millones de sacos de 60 kilos, informó este miércoles el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El país sudamericano, el primer productor mundial de café arábigo lavado, logró en el 2017 una cosecha de 14,2 millones de sacos, impulsada por la renovación de los cafetos, aunque fue afectada por las lluvias y la nubosidad en las principales zonas de cosecha.

Para este año, Colombia busca alcanzar una cosecha de 14 millones de sacos.

"Se aprobó una partida para la renovación de los cafetales. Se pagará US$0,05 por cada árbol renovado", dijo Cárdenas a periodistas. "Este presupuesto alcanzará para renovar 253 millones de árboles".

Colombia, el tercer productor mundial después de Brasil y Vietnam, debe renovar al menos 90.000 hectáreas de café anualmente, alrededor de un 10% de su área cultivada, para mantener su producción en 14 millones de sacos, de acuerdo con la Federación Nacional de Cafeteros.

El presupuesto para renovar otras 40.000 hectáreas se buscará en los próximos meses con recursos de los cafeteros y del gobierno, dijo el gremio de los productores de café.

Los productores colombianos de café, más de 540.000 familias, vienen pidiendo al gobierno en los últimos meses un apoyo directo que les permita sortear la difícil situación que enfrentan por la caída de los precios internos e internacionales del grano y la apreciación de la moneda.