Bogotá. Colombia anunció este martes que tiene controlado el brote de fiebre aftosa y espera recuperar pronto el estatus sanitario como un país libre de la enfermedad para reiniciar sus exportaciones de carne.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, dijo que no ha habido expansión de la enfermedad ni nuevos brotes después de los tres que se detectaron en julio en los departamentos de Norte de Santander y Arauca, en la frontera con Venezuela, así como en Cundinamarca, en el centro del país.

El funcionario aseguró que el próximo viernes se sacrificará el último novillo con lo que se completaría un poco más de tres mil animales sacrificados.

"Si las estrategias de contención siguen dando el resultado necesario, se cuentan 28 días. Terminados los 28 días, que son dos ciclos de incubación del virus, se envía una comunicación a la Organización Mundial de Sanidad Animal que en la semana siguiente determinará el levantamiento del estatus, suspendido hoy, de Colombia libre de aftosa por vacunación", explicó.

"Esperamos terminar este proceso y dejar la aftosa bajo tierra el próximo viernes y a partir de ahí empezar a contar los días necesarios para la recuperación el estatus sanitario", agregó Iragorri.

La fiebre aftosa es una enfermedad altamente contagiosa y a veces fatal que afecta a animales como ovejas, cabras, ganado vacuno, búfalos y cerdos, pero no es una amenaza directa para los seres humanos.

El país sudamericano cuenta con un hato ganadero de 23,5 millones de animales. Rusia, Curazao, Chile y Perú suspendieron las importaciones de carne desde Colombia después de que se detectaron los brotes de aftosa.