Bogotá. Atendiendo las recomendaciones de la Contraloría General, el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) anunció que tomó la decisión de declarar la revocatoria de la licitación del corredor férreo del centro que comprende el tramo desde Chiriguaná en el Cesar hasta Buenos Aires en el Tolima.

La obra demanda inversiones por cerca de 897.000 millones de pesos (unos US$447 millones). El viceministro de Transporte, Gabriel García, advirtió que la decisión se tomó, teniendo en cuenta los problemas que se presentaron en el proceso anterior.

Uno de los proponentes, la firma española Reve, había anunciado su desinterés en el proceso licitatorio. Un informe de la Universidad Nacional demostró que el proceso de licitación adolecía de garantías para todos los participantes.

El proyecto se estructuró como una asociación público-privada, con una duración de 30 años, en la que el inversionista tendrá la obligación de realizar la pre-rehabilitación, rehabilitación, reconstrucción, construcción y operación de los corredores férreos, así como la de aportar el material rodante requerido para la operación del sistema.

El desarrollo de la concesión Sistema Ferroviario Central permitirá reactivar el servicio de transporte ferroviario de carga desde el centro del país hacia el puerto de Santa Marta y viceversa, teniendo en cuenta que el tramo La Dorada - Chiriguaná fue rehabilitado dentro del contrato de concesión de la red férrea del Atlántico.

También, permitirá extender la vía férrea concesionada y el acceso al departamento del Tolima. En este caso se incluye la construcción de la variante en La Dorada y la reconstrucción de la línea entre La Dorada y Buenos Aires.

Adicionalmente, con el fin de evitar el deterioro de los corredores férreos complementarios y previendo la movilización potencial de trenes turísticos en el futuro, se pretende llevar a condiciones de paso de tren, los tramos de montaña La Dorada - Facatativa y Cabañas - Envigado.

El Sistema Ferroviario Central se extiende a lo largo del valle del Río Magdalena y conecta la zona centro del país con la concesión del Atlántico (Chiriguaná - Santa Marta).

Según los estudios de estructuración del proyecto, para el final de la concesión se estima un potencial de movilización de carga de alrededor de 2,3 millones de toneladas en los tramos Chiriguaná-La Dorada y La Dorada-Buenos Aires.

La carga de vocación férrea de estos corredores esta compuesta por contenedores, cereales, abonos, carbón, cemento, hierro, acero, papel y cartón.