El próximo 18 de junio se hará la publicación de cinco nuevas licitaciones de la Ruta del Sol II correspondientes a los tramos que tenía el concesionario del mismo nombre.

El anuncio lo hizo el Instituto Nacional de Vías (Invias) durante la audiencia convocada en la Procuraduría General de la Nación en la que se presentó el modelo contractual que se aplicará en las licitaciones para la continuación de la construcción de esa autopista.

De acuerdo con el cronograma, el próximo 19 de junio se publicarán los prepliegos y el 5 de julio se conocerán los pliegos definitivos. El cierre del proceso será el 10 de julio y hasta el 19 de julio se recibirán licitaciones para dar paso a la adjudicación de obras entre el 30 de julio y el 5 de septiembre y a la adjudicación de interventorías entre el 7 y el 13 de septiembre.

El director del Invias, Carlos García, dijo que la concesión nueva comenzaría a ejecutarse el primero de enero de 2020.

El concesionario Ruta del Sol (cuyo principal accionista era Odebrecht) tenía un contrato a 20 años, pero por orden del Tribunal Administrativo de Cundinamarca el Instituto Nacional de Vías (Invias) en septiembre de 2017 tomó posesión de la misma provisionalmente.

Además, fue enfático en que para este proceso no se van a poder presentar contratistas, interventores ni consultores que hayan participado anteriormente en la Ruta del Sol II, pues se considerará conflicto de intereses.

El Ministerio de Transporte, Germán Cardona, recordó que el principal accionista del Consorcio, Odebrecht, organizó una red de corrupción buscando que la firma brasileña resultará favorecida en la adjudicación de contratos a punta de sobornos.

El escándalo estalló en diciembre de 2016 y cuando se conoció la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), resolvió quitarle el proyecto al consorcio y a declarar la caducidad del contrato.

"La corrupción alrededor del proceso fue algo que nos costó muchísimo a todos los colombianos, porque los procesos que traíamos de cuarta generación (4G) y que venían marchando bien tuvieron una parálisis impresionante a finales de 2016, y durante todo 2017 no tuvimos cierres financieros", aseguró el titular de la cartera.

Por su parte, el procurador delegado para la conciliación administrativa, Iván Darío Gómez, expresó que el proyecto Ruta del Sol II no ha fracasado, sino que el contrato estaba paralizado luego del escándalo de corrupción que le implicó a los tribunales imponer sanciones que se conocerán en los próximos meses.

"A pesar de que se vulneró el patrimonio público, la prioridad siempre fue dar continuidad a la prestación adecuada del servicio y garantizar la operación", manifestó Gómez, mostrando el compromiso del Gobierno con la recuperación del corredor.

El ministro de Transporte celebró que hoy se están llevando a cabo los 16 proyectos de cuarta generación (4G) con cierre financiero o compromiso de crédito. Sin embargo, lamentó que un proyecto de la magnitud de la Ruta del Sol II se hubiera frustrado, "porque era una obra para estarla entregando ya a los colombianos".

Cabe recordar que el proyecto Ruta del Sol II se avaluó en $2,94 billones (US$1.024 millones) pues la obra incluía la adecuación de 533 kilómetros, de los cuales 215 kilómetros eran doble calzada. La ejecución alcanzó a llegar a 52 %. El concesionario Ruta del Sol (cuyo principal accionista era Odebrecht) tenía un contrato a 20 años, pero por orden del Tribunal Administrativo de Cundinamarca el Instituto Nacional de Vías (Invias) en septiembre de 2017 tomó posesión de la misma provisionalmente.