Bogotá. Colombia informó este martes que incautó y sacrificó 15 bovinos provenientes de Venezuela infectados con fiebre aftosa, lo que afectará el estatus del país andino como libre de la enfermedad y tendría un impacto en sus exportaciones.

Apenas en diciembre pasado Colombia había recuperado su estatus sanitario de control de la aftosa ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que había perdido meses atrás por el ingreso de animales de contrabando desde el país vecino.

Los animales fueron incautados e un operativo del Ejército, la Policía Fiscal y Aduanera y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), durante uno de los controles en el fronterizo departamento de Arauca, en el oriente del país.

"Todavía no sabemos cuál va a ser la reacción de los mercados, pero tenemos que decirlo con la mayor responsabilidad y con mucha seriedad, eso implica cierre de mercados", dijo a periodistas el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga.

El año pasado Rusia, Curazao, Chile y Perú suspendieron las importaciones de carne desde Colombia después de que se detectaron brotes de aftosa.

La fiebre aftosa es una enfermedad altamente contagiosa y a veces fatal que afecta a animales como ganado vacuno, ovejas, cabras, búfalos y cerdos, pero no es una amenaza para los seres humanos.

Colombia cuenta con un hato ganadero de 23,5 millones de animales.

El año pasado Rusia, Curazao, Chile y Perú suspendieron las importaciones de carne desde Colombia después de que se detectaron brotes de aftosa.