Bogotá. La generación de al menos 300 mil nuevos empleos rurales y 59 mil soluciones de vivienda en los próximos cuatro años, anunció el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia, Juan Camilo Restrepo Salazar.

Las metas y compromisos quedaron consignadas en el Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para Todos”, cuyas bases fueron presentadas por el gobierno nacional.

Entre las otras grandes prioridades de la política agropecuaria para el próximo cuatrienio, el Ministro de Agricultura ratificó la decisión del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos de restituir y formalizar dos millones de hectáreas a favor de 200 mil familias campesinas.

En materia de restitución, se devolverán a 80 mil familias campesinas víctimas del desplazamiento y el despojo 800 mil hectáreas en tanto que se otorgarán títulos de propiedad de un millón 200 mil hectáreas a otras 120 mil familias rurales.

“La formalización es una manera de empoderar, de arraigar y darle movilidad social al campesino colombiano. En lo posible, todos estos procesos de formalización y de restitución, irán acompañados de emprendimientos productivos no de tierras peladas que se entregan, a fin de que realmente cumplan con una función social. Esta política de tierras debe entenderse comoalgo complementario, nunca antagónico ni contradictorio, con el apoyo y el respeto que igualmente merece la agricultura de gran porte empresarial que es igualmente importante”, subrayó el ministro Restrepo Salazar.

Para propiciar la generación de al menos 300 mil nuevos empleos en el campo, se incrementarán en 530 mil hectáreas los cultivos de café, palma de aceite, cacao, frutales, maíz, soya, forestales y caucho.

Con el mismo propósito se fortalecerán programas especiales como Alianzas Productivas, Oportunidades Rurales y Vivienda Rural. Con el Plan y en desarrollo de la política sectorial, se identificarán y aprovecharán grandes espacios de desarrollo agrícola en la Altillanura de la Orinoquía y La Mojana.

En riesgo y drenaje el Ministerio de Agricultura se propuso el objetivo de alcanzar 31 mil hectáreas nuevas adecuadas y cinco mil hectáreas rehabilitadas. Se implementarán alianzas estratégicas para la investigación en el sector agropecuario y se brindará asistencia técnica integral a 42 mil beneficiarios por año.

Se canalizará al menos un 32 por ciento de los recursos de crédito hacia pequeños y medianos productores preferentemente asociados y se pondrá mayor énfasis en la reinstitucionalización de las entidades responsables del desarrollo rural.