Bogotá. El ministro de Agricultura de Colombia, Juan Camilo Restrepo, informó que crecen las afectaciones por el invierno y ya se contabiliza más de 1,32 millones de hectáreas inundadas lo cual significa que comienza a reducirse la producción de alimentos.

Igualmente el funcionario indicó que han muerto 300.000 aves entre ponedoras y de engorde, y 70.000 reses se han ahogado y al menos 1,5 millones de bovinos han tenido que ser desplazados por sus propietarios.

El ministro de Agricultura anunció la decisión del gobierno de apropiar por lo menos un billón de pesos para recuperar la capacidad empresarial de los agricultores y ganaderos afectados con el invierno.

“En la sola rehabilitación de la agricultura aspiramos a canalizar en los próximos meses no menos de un billón de pesos.

Los dineros serán destinados a la reconstrucción de la capacidad empresarial de los ganaderos y agricultores afectados”, indicó el titular de la cartera agropecuaria.

La millonarios recursos serán adicionales a la primera oleada de apoyos que dispuso la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario consistentes en importantes alivios a la carga financiera que tienen con la banca los productores del campo.

En rueda de prensa, el ministro Restrepo Salazar hizo un balance de los efectos del invierno en el sector agropecuario y reveló que hasta el jueves 23 de diciembre, las hectáreas inundadas y dedicadas a la producción de alimentos y a la ganadería superaban 1,324 millones de hectáreas, pero que considerando otras de laderas también afectadas podría superar los 1,5 millones de hectáreas en problemas.

Informes suministrados al Ministerio de Agricultura dan cuenta de la muerte de 370 mil animales como cosecuencia de la temporada invernal. Trescientos mil de ellos son aves ponedoras y de engorde y otros 70 mil corresponden a bovinos. Al menos un millón 500 mil vacunos fueron desplazados por las inundaciones.

El ministro de refirió al efecto del invierno sobre los precios de los alimentos y dijo que si bien se han registrado alzas puntuales, las mismas no comprometerán la meta de inflación.

Advirtió que el primer trimestre del 2011 será más delicado de lo que fue este fin de año pero descartó aumentos desmesurados de precios.

Los cultivos con más riesgo o afectación son el algodón, el arroz, la yuca, el café, la palma y el plátano.

El ministro de Agricultura se refirió a la caída del 0.9% en el PIB agropecuario en el tercer trimestre del año y dijo que ya se empiezan a ver los efectos del invierno sobre el agro.

Entre otras razones de la caída del producto agropecuario se encuentra el que la producción de café creció un diez por ciento y no 33% como se tenía previsto.

Adicionalmente la producción de cultivos transitorios si café cayó 11%, siendo los cultivos más afectados el trigo, maíz, arroz, papa, fríjol y hortalizas.

El titular de la cartera agropecuaria reveló que los azucareros retuvieron o devolvieron un importante volumen de producto que tenían en Buenaventura con destino a la exportación. La decisión está orientada a garantizar el adecuado abastecimiento interno, según el informe de prensa.