En lo corrido de 2014, las autoridades de Bogotá han recibido cerca de 1.000 denuncias contra taxistas por irregularidades en la prestación de su servicio.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad y una empresa del gremio, la mayor parte de las quejas realizadas por los usuarios tienen origen en elevados cobros que no corresponden a la tarifa del taxímetro, la negación al realizar determinada ruta y servicios inconclusos que los conductores no completan.

Gina Ardila, una mujer que cuenta con cinco meses de embarazo, fue una víctima del mal servicio de los taxistas, tras haber abordado un vehículo en el sur de la ciudad.

“Tomé el servicio a la altura de la Carrera 30 con sexta, el taxista empezó a decirme que debí haber tomado otra carrera, que mejor me dejaba ahí. Me dijo que hacía la ruta por donde él por donde dijera o me dejaba botada”, señaló la mujer a Noticias Caracol.

La denuncia de Gina Ardila llegó hasta la empresa prestadora del servicio, cuyos voceros explicaron las sanciones a las que se enfrenta un taxista por un servicio irregular.

“Contemplamos una sanción de 15 días para el conductor que se niegue a prestar el servicio, si es que cuenta con radio teléfono. Si no tiene radio teléfono, con las placas se cita al conductor o propietario del carro y se le envía a un curso al Sena donde se les explica cómo debe ser el trato al usuario”, explicó Luis Antonio Becerra, director operativo de una empresa de taxis.

Entretanto, William Pedraza, asesor de la Secretaría Distrital de Movilidad, indicó que los taxistas que se nieguen a prestar el servicio deben afrontar una multa por $924.000 (US$498) y quienes cobren más de lo señalado por el taxímetro $308.000 (US$166).

“Por casos en los que el conductor se ha negado a prestar el servicio actualmente se han impuesto 31 comparendos durante 2014 y respecto a cobros injustificado se han realizado 328 comparendos; no obstante, en cuanto a quejas en el servicio público de transporte individual tenemos alrededor de 984 denuncias”, precisó el funcionario.

Según las autoridades, para que el conductor sea sancionado el usuario debe denunciar ante la Policía en el mismo instante en el que se presente la irregularidad.