Colombia terminó 2013 con una producción cafetera de 10,9 millones de sacos de 60 kilos. Este resultado está dentro de las estimaciones de la Federación de Cafeteros. El programa de renovación del gremio ha logrado elevar la productividad y la sanidad vegetal de los cafetales.

A raíz de condiciones climáticas más frías Colombia intensificó sus programas de renovación de cafetales mediante el uso de variedades resistentes a la roya, recuerda el gremio cafetero.

Durante los últimos cinco años el país ha renovado más de 2.800 millones de árboles de café, incrementando sus densidades de siembra, su capacidad productiva y reduciendo la edad promedio de los cultivos.

“El 2013 sin duda fue un periodo de grandes retos para el sector cafetero, pero también de importantes logros. La recuperación de la productividad es sin duda el más significativo, pues la mayor productividad contribuye a recuperar la competitividad. Esperamos que la productividad promedio siga aumentando en el 2014, lo que ayudará en parte a compensar el incierto panorama de precios internacionales”, expresó en un comunicado Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

El repunte en la producción de café está en sintonía con el incremento en las exportaciones totales, las cuales también crecieron significativamente. Es de anotar que en el curso de 2013 el interés y las visitas de compradores de café de calidad al país se incrementó notoriamente dadas las dificultades que enfrentan otros países productores de café suave con el hongo de la roya.

En 2013 las exportaciones de café de Colombia crecieron 35% y se ubicaron en 9,7M de sacos de 60 kilos de café, producto que va a atender directamente la creciente demanda por café de alta calidad, destaca el informe de prensa.