Bogotá. Esta semana terminó con un consolidado de 91 despidos de trabajadores de Avianca, en el marco de los procesos disciplinarios que adelanta la compañía a 200 personas, luego de que la Corte Suprema de Justicia ratificara la ilegalidad de la huelga que llevaron a cabo los pilotos de la aerolínea el año pasado.

Según la empresa, van 91 terminaciones de contrato por justa causa y 48 suspensiones. Estas últimas son una “sanción disciplinaria que consiste en la no prestación de servicios por parte del trabajador por un periodo de tiempo. Como consecuencia, la compañía no paga al trabajador el salario correspondiente a los días de suspensión”, explicó Avianca.

El capitán Jaime Hernández, presidente la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), sindicato que promovió la protesta, insistió este sábado, día en que no hubo sesiones disciplinarias, en que no ha habido un debido proceso ni derecho a la defensa. El contrato del mismo Hernández fue uno de los terminados por justa causa, en concepto de Avianca.

Hernández ha denunciado que no se ha podido ejercer la defensa debido a que los procesos se hacen de manera simultánea y los abogados no pueden hacer presencia en todas las audicencias. La próxima semana, hasta el 6 de marzo, continuarán los procesos disciplinarios.

Avianca, por su parte, ha recordado la existencia de una segunda instancia ante la cual es posible apelar. Sin embargo, el capitán Hernández se mostró escéptico. Afirmó que, pese a que tienen un acervo probatorio listo, cree que en la semana que está por comenzar continuarán los despidos y que una segunda instancia no será favorable para los trabajadores sancionados.

Agregó que en caso de que las sanciones se confirmen en segunda instancia acudirán a interponer acción de tutela de los derechos que consideran vulnerados. Por otro lado, la Acdac está a la espera de los pronunciamientos de órganos internacionales como la Organización Internacional del Trabajo, para que confirme si el de los pilotos es un servicio público esencial, uno de los argumentos de la justicia para haber declarado ilegal la huelga.

Acdac espera pronunciamientos favorables para los pilotos, quienes defendieron la naturaleza legal de la protesta y que el servicio que prestan no es un servicio público esencial.