La colombiana ISA anunció que ganó en Lima una convocatoria pública internacional, promovida por Proinversión, en la que desarrollará una línea de transmisión de energía de aproximadamente 204 kilómetros de extensión en el sur del Perú. La obra será ejecuta con la Empresa de Energía de Bogotá.

Explica el informe que el proyecto comprende la instalación de una línea de transmisión en 220 kV entre las subestaciones Machupicchu y Suriray, en circuito simple; una línea de transmisión en 220 kV, entre las subestaciones Suriray y Cotaruse, en circuito doble; y una línea de transmisión en 138 kV entre las subestaciones Abancay Nueva y Abancay, en circuito simple.

La obra, tendrá una capacidad nominal de 180 MVA e incluirá además la ampliación y construcción de las subestaciones asociadas.

El contrato de concesión derivado de esta convocatoria permitirá diseñar, financiar, construir, operar y mantener la línea de transmisión y sus subestaciones asociadas, dice el informe.

Este proyecto se constituye en todo un reto para la ingeniería, pues se deberá construir en altitudes que van desde los 1,800 metros sobre el nivel del mar, en la zona de Machupicchu, a los 4,500, en las inmediaciones de las subestaciones de Cotaruse y Abancay, indica el comunicado de prensa.

Este proyecto permitirá el acondicionamiento del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional -SEIN- en la zona sur del país, de manera que se pueda transportar con mayor confiabilidad hacia los centros de demanda, los flujos incrementales de energía provenientes de los nuevos proyectos de generación en la zona.

También esta red contribuirá a resolver los problemas de sobrecarga, inestabilidad y congestión de las líneas que se presenta en el Sur del país.

El contrato tendrá una vigencia de 30 años desde el momento en que sea puesto en operación el proyecto, lo cual se estima que sea 24 meses después del cierre del proceso. Una vez en funcionamiento, el proyecto generará unos ingresos anuales cercanos a los US$9,75 millones.

Explica el informe que ISA tiene previsto que la materialización de esta nueva obra se realice a través del Consorcio Transmantaro, compañía cuyo capital accionario pertenece a las colombianas Interconexión Eléctrica S.A. que tiene el 60% y la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) con el 40%.
Recuerda el informe de prensa que el pasado mes de agosto, ISA había ganado en Lima una convocatoria igualmente promovida por Proinversión, para desarrollar una línea de transmisión de 110 kilómetros de longitud entre las ciudades de Pomacocha y Carhuamayo.

El consorcio Transmantaro fue constituido en 1998 y tiene como actividad principal la transmisión de energía eléctrica en el sistema interconectado peruano. ISA y EEB comparten el capital accionario de esta firma desde diciembre de 2006, indica el informe de prensa.