ElEconomista.com.mx. El tren interurbano México-Toluca, eléctrico, con capacidad para 700 pasajeros, que se moverá a 160 km por hora, silencioso, resistente al grafiti y al vandalismo, “en la medida de lo posible”, marca el histórico regreso del ferrocarril como medio de transporte. El proyecto requerirá de una inversión total de 38.609 millones de pesos (US$2.974 millones).

Esta mañana, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, dará el banderazo de inicio de obras del primer tramo de 36.1 km: Zinacantepec-La Marquesa, a cargo de La Peninsular Compañía Constructora, y Constructora de Proyectos Viales de México, filiales de Hermes y OHL.

La oferta económica que hicieron para ganar fue de 10.148 millones de pesos (US$781 millones). En el camino quedaron ICA, Coconal y CICSA, entre otras firmas.

El tren será construido en cuatro etapas (en licitación la segunda) y más de la mitad de su recorrido será elevado. Se estima que las primeras pruebas de funcionamiento ocurran en la primera mitad del 2018.

En su extensión de 57,7 km se incluyen seis estaciones: Zinacantepec, Terminal de Autobuses, Metepec, Lerma, Santa Fe y Observatorio. El recorrido se hará en 40 minutos y permitirá, según la SCT, un ahorro de 90 minutos.

Vanguardia arquitectónica

Con base en el estudio ejecutivo del tren interurbano, elaborado por Senermex, se han definido 72 rutas de transporte urbano, suburbano y foráneo que alimentarán al sistema.

Se estima que en su primer año de operaciones tenga un aforo superior a los 350.000 pasajeros que pagarán, eventualmente, una tarifa de 60 pesos en el tramo México-Toluca; 6 pesos de Observatorio a Santa Fe, y 6 pesos en las cuatro estaciones ubicadas en Toluca.

La estación Metepec, por su cercanía con el Aeropuerto Internacional de Toluca, será un destacado centro de conexión de transporte con un diseño arquitectónico de vanguardia, se establece en los informes preliminares.

En la estación terminal de Observatorio habrá uno de los más importantes centros de transferencia modal más importantes de la ciudad de México.

*Lea además: Hermes y OHL, primeros pasajeros de tren a Toluca