Nueva York. Comercial Mexicana, la tercera mayor cadena mexicana de supermercados, solicitó este viernes protección de sus acreedores por quiebra en Estados Unidos como parte de su plan para implementar un acuerdo de reestructuración de deuda de US$1.540 millones.

Comercial Mexicana, que esta semana comenzó a realizar su reestructuración bajo el equivalente mexicano al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense, se declaró en quiebra bajo el capítulo 15 de la ley en un tribunal de quiebras de Nueva York a fin de proteger sus activos estadounidenses de sus acreedores.

La compañía solicitó al juez Stuart M. Bernstein del tribunal federal de quiebras de Manhattan que emita una orden preliminar que impida que los tenedores de bonos que no aceptaron la propuesta de reestructuración de la compañía puedan presentar demandas en Nueva York.

Fernando del Castillo Elorza, abogado de Comercial Mexicana, señaló en documentos judiciales que la orden judicial es necesaria para impedir que tenedores disidentes interfieran en la reestructuración de la compañía.

Bajo el Capítulo 15 una compañía puede solicitar el reconocimiento por parte de un tribunal de quiebras estadounidense de su proceso de quiebra en el extranjero como el proceso principal.

Fundada en 1944, Comercial Mexicana opera 231 locales minoristas y 73 restaurantes en México. La compañía emplea a alrededor de 33.000 personas y recaudó hasta US$1.100 millones en ventas durante el cuarto trimestre de 2009.