La Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN) y la minera Codelco van a poner en marcha en octubre la primera planta de tratamiento de uranio de Chile. 

La primera etapa de esta iniciativa consistió en realizar pruebas de laboratorio, lo que llevó a instalar la primera planta. En esta segunda etapa se podrá determinar los volúmenes que se extraerían del yacimiento Radomiro Tomic de la División Codelco Norte.

“El fin de nuestra operación no tiene metas de producción de volumen predeterminado, sino que queremos establecer cuáles son los volúmenes posibles de recuperar", dijo Gonzalo Torres, jefe del departamento de materiales nucleares de la CCHEN, según una publicación del Diario Financiero

Torres comentó además que la capacidad de procesamiento de la unidad estaría hecha para pocos kilos, a nivel piloto, ya que el objetivo principal es caracterizar el proceso de separación y evaluar qué volumen de material se puede extraer para sacar parámetros, tanto tecnológicos como económicos y determinar si es posible llegar a una escala comercial.

En la etapa inicial la planta contempla una inversión de US$1,3 millones, cifra que aporta Codelco, ya que CCHEN pondrá 15 profesionales para el desarrollo de la operación y además colaborará con la infraestructura.

Y la contribución de la minera chilena no es desinteresada porque de lograrse los objetivos de la planta, podría convertirse en un importante actor en el mercado de uranio. Aunque tendría que ampliar sus instalaciones para procesar 100 toneladas de concentrado de uranio al año.