Bruselas. La Comisión Europea (CE) actuará como mediador en el conflicto entre las autoridades de Panamá y el consorcio de tres empresas europeas, incluida Sacyr, que llevan a cabo las obras del Canal de Panamá, según lo confirmó el vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani.

Tajani explicó que este domingo ha recibido una petición del consorcio de empresas europeas para que "intente mediar en la solución del problema".

La española Sacyr, la italiana Impregilo y la belga Jan de Nul mantienen una divergencia con las autoridades panameñas sobre el sobrecosto de la obra de ampliación del Canal de Panamá, que, según el consorcio, asciende a US$1.600 millones.

"Lo más urgente", dijo Tajani, es "conseguir tiempo,  pues mañana termina el ultimátum que las empresas dieron so pena de paralizar las obras".

Subrayó conocer bien el problema de los sobrecostos en las grandes obras, precisando que "desgraciadamente" es un fenómeno que también ocurre dentro de la Unión Europea. "Comprendo la posición de las empresas, pero también entiendo la posición de las autoridades panameñas", dijo.

Tajani reconoce saber mucho de América Latina, "un continente al que le he dedicado una gran atención durante mi mandato de comisario europeo de Industria y Empresa".

El vicepresidente de la CE admitió la "complejidad de las cuestiones en discusión" y señaló que su intención es "trabajar discretamente a favor de la resolución de esta divergencia".

Según el vicepresidente de la CE, "una ruptura del diálogo sobre una gran obra que está tan avanzada, no interesa a nadie".

"Perdería sobre todo Panamá, que ha impulsado una obra clave para su país pero también perderían por supuesto las empresas europeas y el comercio mundial en general", explicó.

Tajani dijo que la prioridad es retrasar los ultimátum establecidos por las partes y luego ver qué se puede hacer, aunque, advirtió que "no será fácil".

Señaló asimismo que se pondrá en contacto en próximas horas con los gobiernos de los tres países así como con el país centroamericano.

También dijo que hablará con los responsables del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y con las autoridades panameñas.

"Pido desde ahora a todas las partes un esfuerzo para converger hacia una posición común. Sirve de poco repetir las propias posiciones sin avanzar hacia el punto de encuentro", advirtió.

El vicepresidente de la CE admitió la "complejidad de las cuestiones en discusión" y señaló que su intención es "trabajar discretamente a favor de la resolución de esta divergencia".

El titular europeo de Industria y Empresa ve "positivamente que varias empresas europeas del sector de la construcción soliciten a la Comisión Europea su mediación".

"Soy consciente de la dificultad del problema que resolver, pero me comprometo personalmente a intentar buscar una solución satisfactoria para todos", afirmó.

En las últimas horas, el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, afirmó que se mantienen las conversaciones con el consorcio encargado de la ampliación de la vía, obra que se terminará "lo más pronto posible" pese a la amenaza de paralización a partir del día 20 por parte del contratista.