Nueva York. El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Antonio Tajani consideró hoy una victoria para Europa el acuerdo alcanzado entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio liderado por la española Sacyr, y consideró que la solución es positiva para todas las partes.

Tajani, responsable comunitario de Industria, medió durante las últimas semanas entre las autoridades panameñas y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y la italiana Impregli.

"La diplomacia europea hace cosas positivas", aseguró el político italiano en declaraciones a Efe durante su participación en un foro económico en Nueva York.

Tajani confirmó que el acuerdo se firmará el próximo jueves, tal y como ha avanzado la ACP.

"Es una victoria, gana la calidad de las empresas europeas, gana la política europea", señaló.

Según Tajani, el acuerdo para continuar la construcción del Canal envía un claro mensaje político de cara a las próximas elecciones europeas: "esta es la Europa que nos gusta, la Europa que hace y que resuelve, no que pone problemas. Si no hay empresas no hay trabajo", subrayó.

El vicepresidente de la CE destacó que el acuerdo sobre la infraestructura es "muy importante" tanto para la UE como para Panamá, pero también para el conjunto del comercio mundial y para países como Estados Unidos.

Según Tajani, "hablar con una sola voz ayudó" en las negociaciones para resolver el conflicto abierto después de que el GUPC suspendiese durante 16 días sus trabajos en el canal -que retomó el pasado día 20-, aduciendo que se habían producido "sobrecostes" de US$1.600 millones, de los que responsabilizaba a la ACP.

El comisario de Industria -que agradeció la cooperación del ministro panameño para Asuntos del Canal, Roberto Roy,- subrayó que la "solución ayuda a todos".

En concreto, destacó la importancia que tiene para Europa que tres de sus empresas -en el consorcio también participa la belga Jan de Nul- construyan la "infraestructura más importante del mundo".

La mediación emprendida por la Comisión a petición de las empresas europeas es poco habitual en Bruselas, aunque Tajani ha trabajado en los últimos meses tratando de encontrar soluciones para otros conflictos, como el abierto por el cierre de la planta de Gijón (Asturias) anunciado por la multinacional estadounidense Tenneco, proceso en el que continúa involucrado.

El vicepresidente de la CE participó hoy en un foro económico italino-estadounidense, en el que defendió el proceso de "reindustrialización" en Europa y la creación de un gran área comercial entre la UE y Estados Unidos, ampliable a Canadá y México, para impulsar el crecimiento y el empleo.