París. Las naciones pesqueras acordaron este sábado volver a reducir la cuota para el 2011 de las capturas del atún rojo del Atlántico, dijo el grupo países pesqueros CICCA.

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Rojo, con sede en Madrid, estableció una cuota para el 2011 de 12.900 toneladas, por debajo de las 13.500 de este año.

Muy valorado por los pescadores, el atún rojo Atlántico puede llegar a pesar 650 kilos y alcanzar los US$100.000 en mercados como Japón, donde es una popular exquisitez para los amantes del sushi.

Pero sus existencias han disminuido más de un 80% desde los años 70, según científicos occidentales. La Comisión Europea había dicho que se necesitaba un límite de 6.000 toneladas para 2011 parar lograr una verdadera recuperación de la especie. Los grupos ecologistas dicen que las cuotas son de cualquier modo ignoradas por casi todos.

La especie se encuentra en el Atlántico norte, en el Golfo de México y el Mediterráneo, donde los ejemplares capturados se engordan en recintos cerrados.

Francia, Italia y España capturan la mayor parte del atún rojo Atlántico que se consume en el mundo y el 80% de la pesca va a parar a Japón.