En círculos empresariales se discute que en los próximos días Honduras enfrentará una millonaria demanda por obstaculizar la concesión de la hidroeléctrica de Nacaome, informó el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Carlos Kattán.

"Si esta contrata hubiera venido a esta comisión antes de ser aprobada por el Congreso Nacional, no estaríamos exponiendo al estado a demandas, como está por acontecer", advirtió el funcionario.

Según Kattán, el consorcio italo-hondureño (Enasa) al que en 2009 se le concesionó la central hidroeléctrica por 25 años, posee un contrato suscrito por las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas, aprobados por el Congreso Nacional y ratificados por el ejecutivo.

"En conversaciones efectuadas en el ámbito empresarial, han dicho que si no se les respeta el referido convenio, ellos tienen el derecho de acudir a todas las instancias que se les permita", reveló.

Según Kattán, de manera histórica, Honduras ha perdido todas las demandas que han entablado en su contra y teme que esta no sea la excepción a la regla. La hidroeléctrica de Nacaome es del estado, hasta ahora.

Esta comisión, dijo, desconoció de la adjudicación de esta central al referido consorcio y por eso ocurrieron estos problemas. "Cuando funcionarios se toman la ley en sus manos, abren la brecha para que haya corrupción", denunció.

"Vea que al ignorarse el papel de esta comisión ocurrió un escándalo en el Congreso Nacional. Nosotros hubiéramos analizado el contrato y no hubiera pasado lo qué pasó. Tampoco hubiéramos permitido que esa contrata se hubiera afectuado de manera irregular", indicó