Ciudad de México. La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ratificó el fallo para las empresas que resultaron ganadoras de la licitación de la fase dos de Ronda Uno, y con lo cual se espera del desarrollo de seis campos petroleros en aguas someras del Golfo de México.

Durante la Sesión Extraordinaria, Martín Álvarez, director general de licitaciones de la CNH, dijo que el órgano regulador comprobó que ninguna empresa se encuentra en suspensión por parte de la Secretaría de la Función Pública, por lo que pueden mantener sus ofertas.

"Como es de su conocimiento, el pasado 30 de septiembre se llevó a cabo la presentación y apertura de propuestas, hago de su conocimiento que previo al inicio del acto, el Comité Licitatorio verificó en la página de la Secretaría de la Función Pública que ninguno de los licitantes se encontrara inhabilitado para presentar una propuesta, cuyo resultado fue negativo, todas las empresas se encontraban limpias, ninguna estaba inhabilitada”.

Del mismo modo, se verificaron las garantías presentadas por las compañías participantes, las cuales fueron avaladas por las instituciones bancarias que las emitieron hasta por un millón de dólares y las cuales quedarán sin efecto una vez que se firmen los contratos.

De tal forma que el fallo de la segunda licitación de la Ronda Uno, llevada a cabo el pasado 30 de septiembre, fue ratificado por la Comisión, por lo que deberá ser publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Juan Carlos Zepeda, presiente comisionado de la CNH, dijo que como parte de este proceso  se contará con un plazo no mayor a 90 días para llevar a cabo la firma de los tres contratos para el desarrollo de seis campos petroleros.

Cabe recordar que el bloque uno, que contempla los campos Amoca, Miztón y Tecoalli, con un potencial de 188 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en reservas 3P, se le adjudicó a la empresa italiana ENI International, mientras que la segunda área con 93 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de recursos 3p, fue otorgado al consorcio formado por Pan American Energy LLC y E&P Hidrocarburos y Servicios.

El cuarto bloque que comprende los campos Ichalkil, Pokoch, fue adjudicado a la estadunidense Fieldwood Energy LLC y la mexicana Petrobal.

Sin embargo, durante la sesión se aclaró que antes de firmar los contratos, las empresas ganadoras deberán entregar una serie de condiciones, es decir, otras garantías ya contempladas en el proceso que aseguren su cumplimiento de inversiones mínimas, no obstante de no cumplir con estos requisitos el fallo podría darse a la empresa que quedará en segundo lugar durante la licitación.

Con la firma de los contratos y el desarrollo de los seis campos, el gobierno federal espera inversiones superiores a 3 mil millones de dólares en los siguientes años, así como la incorporación de 90 mil barriles de petróleo producidos haca 2021.