Los integrantes de la Comisión Nacional de Televisión pueden hacerse merecedores a sanciones disciplinarias, en caso de violar las normas de contratación en el trámite de la licitación del tercer canal, advirtió el presidente del Consejo de Estado, Luis Fernando Álvarez.

El magistrado señaló que el concepto entregado por la colegiatura frente a las limitaciones existentes en materia de telecomunicaciones no pone en evidencia ninguna falta por parte de los comisionados, pero que sí es posible que los órganos de control encuentren que, efectivamente, los responsables de la asignación incurrieron en violaciones normativas, al no tener en cuenta las observaciones, en ese sentido.

"Habría que ver si a partir del concepto y de acuerdo con los órganos encargados de ello como la Procuraduría consideran que están incurriendo en una falta disciplinaria, pero no por no acoger el concepto sino por una cosa de las normas que el concepto menciona; eso hay que dejarlo bien claro", sostuvo.

El análisis de la magistratura se basa en la imposibilidad de iniciar un concurso con un solo oferente, como parece ocurrir frente a este proceso licitatorio.

Reiteró que el análisis efectuado por la magistratura frente a la Ley es muy claro en observar la imposibilidad de iniciar un concurso con un solo oferente, como parece ocurrir frente a este proceso licitatorio.

El Consejero de Estado aclaró que no es suficiente que haya multiplicidad en la concurrencia de los interesados en competir por la concesión, pues el principio de pluralidad sólo es observable si hay varios proponentes que cumplen con los requisitos, por cuanto la actual realidad del proceso no es ajustable a las exigencias de Ley.

Álvarez manifestó que la presencia de varios oferentes es un principio de garantía en la calidad de los productos televisivos, por cuanto las normas bajo las cuales se deberían regir los pliegos de cargos, evidentemente, actúan en defensa de los televidentes.