La compañía norteamericana Red Hat, firmó un acuerdo con el gobierno argentino, con el propósito de impulsar el crecimiento de las herramientas de software libre en todo el ámbito de la administración pública del país trasandino.

Eduardo Thill, subsecretario de Tecnologías de Gestión desde 2009 comenzó a trabajar la idea de la visión del Estado como un “holding”, equiparando su tratamiento al que recibe una corporación, contratando servicios informáticos en forma directa a sus grandes proveedores

“La Administración Pública Nacional apuesta por el software libre y este convenio marco permitirá que el Estado se presente como un todo y no como distintos usuarios en cada ministerio, para poder desarrollar herramientas open source”, explicó Aníbal Fernández, jefe de gabinete.

La gran mayoría de las instituciones gubernamentales de Argentina, de Latinoamérica y del mundo han establecido, o están en proceso de establecer, la adopción de tecnologías y plataformas basadas en código abierto. El acuerdo está diseñado para avanzar de manera gradual y migrar hacia el uso de plataformas open source en el Gobierno, favoreciendo el cumplimiento de los estándares de la industria.

En la actualidad el 60% de los programas operativos del Estado son software de uso público y a raíz de este convenio se colaborará con la unificación de las condiciones de contratación en toda la administración pública nacional y se establecerá una política de precios única, al mismo tiempo que permitirá una notable reducción de costos y mayor flexibilidad.

Germán Soracco, Sales Manager Región Sur de Red Hat destacó: “podemos ofrecer el beneficio y la independencia del modelo de desarrollo comunitario, al mismo tiempo que el nivel de servicios que una institución como el Gobierno Nacional necesita”.