Milán. Enel, la mayor compañía eléctrica de Italia, está comprometida con su crecimiento en América Latina, tras un aumento de capital en su unidad chilena Enersis, mientras sigue adelante con una reorganización de sus operaciones en la región para contrarrestar una menor expansión en su mercado de origen.

"Latinoamérica es el lugar correcto para destinar capital", dijo este jueves el presidente ejecutivo, Fulvio Conti, durante una conferencia telefónica sobre los resultados del primer semestre.

Algunos analistas han dicho que Enel podría verse tentada a vender sus activos en América Latina debido a la falta de sinergias con sus operaciones europeas.

Enel, que posee el 92% de Endesa España, está vendiendo activos para compensar la débil demanda de energía en sus mercados de Italia y España debido a que la crisis de deuda soberana de la zona euro menoscaba los márgenes.

Enersis, controlada por Endesa, buscará la aprobación de los accionistas en septiembre de un aumento de capital de hasta US$8.020 millones para financiar su desarrollo.

"El dinero recaudado se mantendrá a disposición de Enersis (...) Chile será un centro de inversiones para el crecimiento", aseguró Fulvio Conti.

El ejecutivo agregó que confía en que los accionistas minoritarios de Enersis suscribirán la emisión de derechos y que espera que la operación se cierre en diciembre.

Endesa participará con hasta US$4.860 millones en activos. Enel ha dicho que está comprometida a invertir 5.400 millones de euros (US$6.600 millones) en Latinoamérica hasta el 2016.

Enel, la empresa eléctrica más endeudada de Europa, dijo que espera una fuerte recuperación en la generación de flujo de caja en el segundo semestre para recortar su deuda a 43.000 millones de euros a fines de año desde 47.500 millones en junio.