Fráncfort, Alemania. La compañía aérea alemana Lufthansa prevé daños materiales cuantiosos por la huelga del personal de tierra que el sindicato del sector servicios Verdi ha convocado para el próximo lunes.

"El anuncio es como una huelga completa. Se han superado notablemente los límites de una huelga de advertencia", dijo el portavoz de Lufthansa, Andreas Bartels.

Lufthansa estudia acciones legales contra el sindicato de servicios Verdi.

La compañía aérea alemana ha modificado su plan de vuelos y ya ha anunciado que muchas conexiones aéreas serán canceladas.

El personal de tierra de Lufthansa secundó el pasado 21 de marzo la primera huelga que obligó a cancelar 700 vuelos durante siete horas.

Un portavoz sindical señaló que los 33.000 empleados de tierra de Lufthansa pararán el lunes todo el día para presionar a la dirección de la empresa en las negociaciones del convenio colectivo, que actualmente se encuentran estancadas.

Verdi explicó que los empleados de Lufthansa pararán toda la jornada en los aeropuertos de Fráncfort, el de mayor tráfico del continente, Hamburgo, Múnich, Stuttgart, Hannover, Düsseldorf, Bonn/Colonia y Norderstedt, mientras en Berlín y Nuremberg la huelga finalizará poco después del mediodía.

El sindicato rechazó tajantemente por insuficiente la oferta de la dirección de Lufthansa presentada este miércoles que contempla subidas salariales del 5,2% para el nuevo convenio, con una duración de un año y garantía de empleo, aunque con nuevas tablas salariales.

Patronal y representantes del comité de empresa tienen previsto reunirse de nuevo para retomar las negociaciones los días 29 y 30 de abril.