Río de Janeiro. La Compañía Siderúrgica Nacional (CSN) de Brasil despidió a unos 300 trabajadores, informaron hoy fuentes sindicales.

El Sindicato de los Metalúrgicos de Volta Redonda, en el estado de Río de Janeiro,  despidió el viernes a unos 300 empleados, al alegar la caída de las ventas debido a la desaceleración de la economía brasileña.

En diciembre pasado el sindicato alertó que la CSN buscaba reducir 30 por ciento su producción de acero, lo cual supone unos 3.000 despidos.

El presidente del sindicato, Silvio Campos, anunció este sábado en un comunicado que se reunirá el lunes con el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, para pedir apoyo contra las dimisiones.