Santiago. Las empresas y asociaciones gremiales miembros de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), plantearon al Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine y a la Directora del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), Jacqueline Plass, que deben cumplirse una serie de condiciones para que el gobierno logre su meta de que el turismo aporte un 6% al PIB en 2014, frente al 3% actual.

Para que este objetivo se cumpla, según Fedetur, se deberá aumentar la inversión y eficiencia en promoción, fomentar la calidad y sustentabilidad, flexibilizar las normas laborales y mejorar la calidad de la información estadística para optimizar las decisiones de inversión y focalizar la inversión promocional en los mercados con mayor potencial, incluyendo el mercado interno.

En particular, Fedetur sostuvo que debe derogarse el artículo transitorio de la nueva Ley de Turismo que retira la participación del Sernatur en Turismo Chile, rescatando así un modelo exitoso de colaboración público-privada. Fedetur hizo un llamado a potenciar esta entidad, aumentando los fondos públicos de promoción, incorporando a su directorio a otras instituciones públicas relevantes, a las regiones y a representantes de las Pymes, sumándole la promoción del turismo interno y mejorando el control del aporte de fondos privados, además de mejoras en su gestión ejecutiva.

Respecto a la petición de aumentar los recursos para promoción turística, el Ministro reconoció que si bien los fondos actuales no permiten una eficiente cobertura y profundidad en los mercados, el Gobierno está buscando fórmulas para alcanzar una mayor eficiencia en la inversión promocional. Ante esto, Fedetur reiteró la necesidad de continuar con un modelo promocional que reúna los aportes públicos y privados, logrando así una sinergia y un trabajo coordinado y eficiente.

En materia laboral, el ministro se mostró muy receptivo a la petición de constituir una mesa de trabajo público-privada para considerar las modificaciones necesarias a la reglamentación existente, con el fin de flexibilizar el empleo en la industria turística, dadas sus particulares condiciones estacionales y de horarios.