Desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Perú y China, el interés de empresas asiáticas por entrar al mercado peruano se ha visto impulsada, particularmente a los sectores de comunicaciones e infraestructura.

De acuerdo al embajador de la República Popular China, Zhao Wuyi, los inversionistas de su país tradicionalmente enfocan sus inversiones en los sectores de minería e hidrocarburos, “pero hoy se abren otras posibilidades de inversión con grandes facilidades de retorno”, dijo el diplomático, de acuerdo a la agencia Andina.

Zhao Wuyi, sin embargo, destacó la presencia china en Perú en inversiones como Shougang-Hierro Perú y próximamente Chinalco con el proyecto cuprífero Toromocho, iniciativa que demandará una inversión de US$2.200 millones.

En junio de este año, el embajador había estimado que con la entrada en vigencia del TLC el volumen comercial bilateral se duplicará hasta US$15.000 millones en los próximos años; mientras que la exportación de Perú aumentará en 17%.

En 2009, el intercambio comercial sumó alrededor de US$7.000 millones, de los cuales US$4.000 millones correspondieron a las exportaciones hechas por Perú.

“La eliminación de aranceles para diversas partidas, en ambos países, facilita mucho la relación comercial y nos lleva a una etapa más profunda de hermandad.”

Turismo. Respecto al flujo turístico de ciudadanos chinos a Perú, Wuyi dijo que ha crecido fuertemente en los últimos meses, siendo el principal punto de atracción Machu Picchu, por su pasado cultural e histórico.

“Las visitas hacia el destino Perú podrían ser mayores si logramos tener un puente aéreo directo entre ambas naciones, lo cual sólo depende de cuánto sea la demanda y si eso justifica abrir un vuelo de este tipo para las aerolíneas”, subrayó.