Quito. Comunidades de la provincia de Orellana (Amazonía) aseguraron que el aprovechamiento petrolero de los campos pertenecientes al Bloque 43 es una oportunidad para el desarrollo de los grupos aledaños y del país entero, según un comunicado de la Comisión de Biodiversidad y Patrimonio Natural de la Legislatura ecuatoriana.

Becker Herrera, profesor y vecino del sector, comentó que existe respaldo de las comunidades para aprovechar el petróleo. “Por televisión vemos que en Quito y otra ciudades hablan a nombre de una supuesta defensa del Yasuní, pero son personas que ni siquiera conocen donde está el parque, cuáles son la necesidades de sus habitantes, sus aspiraciones”, dijo en representación de unas 200 personas de la localidad.

Durante las audiencias públicas que se desarrollaron este lunes en las comunidades de Nuevo Rocafuerte y Puerto Quinche (Orellana), los moradores pidieron que se hagan efectivos los requerimientos que se presentaron durante el proceso de consulta previa, que desarrolló la Secretaría de Hidrocarburos.

“Queremos que cuando se inicien los trabajos tomen en cuenta a la mano de obra local, que se desarrolle el proyecto tomando en cuenta todas las recomendaciones ambientales y usando la tecnología de punta, conforme indicaron en un inicio”, dijo Rafael Efrén Cox, dirigente comunero de Nuevo Rocafuerte.

En Puerto Quinche, una localidad que alberga a 500 moradores, también reafirmaron el apoyo a la propuesta de desarrollo petrolero. Los moradores elogiaron la visita de autoridades. “Esta es una nueva forma de gobierno en la que ministros y autoridades visitan las comunidades y no lo contrario, como ocurría en el pasado” aseguraron.

Después de que los ministerios Coordinador de Sectores Estratégicos, de Recursos Naturales no Renovables y el de Ambiente, y la Secretaría de Hidrocarburos, presentaran un informe a la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea, se estableció que el bloque 43 del Parque Nacional Yasuní, pasaría a manos de la compañía Petroamazonas, para la exploración y desarrollo petrolero

Según el informe, unas 3.200 personas participaron en el proceso de consulta previa a las comunidades aledañas a los bloques 31 y 43, a través de asambleas, audiencias públicas e instalación de oficinas permanentes e itinerantes. En total 16 comunidades habrían participado en la consulta, que se realizó entre octubre y diciembre del 2013.

El presidente de la Comisión de Biodiversidad, Carlos Viteri, indicó que las audiencias se desarrollaron dentro del proceso de fiscalización a la Declaratoria de Interés Nacional al aprovechamiento de los campos petroleros de la zona adyacente al Parque Nacional Yasuní.

“Acá estaremos cada seis meses, revisando que lo que dicen los informes presentados por los ministros se cumplan y que los beneficiarios sean primero los habitantes de las comunidades”, señaló.

Las reuniones fueron organizadas por la Comisión de Biodiversidad y Patrimonio Natural con el apoyo del Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos y la participación de los ministerios del Ambiente, Recursos Naturales No Renovables, Justicia, de la Secretaría de Hidrocarburos y de la Empresa Pública Petroamazonas EP.