Luego de cuatro años de trabajo para articular una red de prestadores de servicios de ecoturismo, once organizaciones comunitarias, de siete municipios de Sololá, lanzaron la tour operadora Viva Atitlán, que promueve el desarrollo económico de la región a través de la gestión turística sostenible.

Maru Acevedo, subdirectora del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), dijo que en al menos 50 comunidades se promueve el turismo rural y comunitario, pero Viva Atitlán es la primera experiencia de una operadora de turismo formalizada como empresa y autogestionada desde las comunidades indígenas.

“Consolidar la operadora como empresa comunitaria es una muestra de que entendemos que, al igual que tenemos derecho a organizarnos, tenemos obligaciones, como la de tributar, para aportar con el desarrollo económico del país”, señaló Salvador Coché, presidente de Viva Atitlán,

Marlon Calderón, gerente de Viva Atitlán, señaló que la nueva tour operadora ofrecerá una serie de paquetes turísticos que pueden variar según sean los destinos o de actividades complementarias, de acuerdo con el interés del visitante.

Calderón explicó que la principal característica de su oferta es la complementariedad de los productos turísticos naturales con los culturales, ya que además de la aventura, se contemplan degustaciones, demostraciones y convivencia con las culturas autóctonas de los operadores.

Viva Atitlán inicia con cien socios, entre hombres, mujeres y jóvenes guías turísticos y artesanos de San Marcos la Laguna, San Juan la Laguna, San Pedro la Laguna, Santiago Atitlán, San Lucas Tolimán, Santa Clara la Laguna y Santa Lucía Utatlán.

La oferta de la nueva operadora de turismo abarca desde visitas guiadas, senderismo, acampamiento, paisajismo, aviturismo y aventura extrema en parques naturales hasta convivencias y actividades interactivas con las poblaciones, que permitan conocer sobre su cultura, gastronomía, artesanía y medios de vida, expresó Calderón.