Ciudad de Guatemala. En rechazo a la construcción de una cementera y un anillo regional que comunicará la ruta Interamericana con el Atlántico, representantes de las 12 comunidades de San Juan Sacatepéquez, emprendieron una marcha desde El Trébol hacia el Centro Histórico.

Los inconformes recorrieron el bulevar Liberación y la avenida Reforma, la Corte Suprema de Justicia, el Congreso y finalizaron su recorrido en casa Casa Presidencial para exponer sus demandas.

La marcha generó molestia en usuarios de redes sociales, ya que el congestionamiento ocasionó que llegaran tarde a sus trabajos o centros de estudios.

La cementera

La construcción de la cementera inició en julio de 2013, es un proyecto de Cementos Progreso que requiere una inversión de más de US$720 millones (Q5 mil 760 millones).

Se espera que durante la etapa de construcción de la obra se emplee a dos mil personas y cuando empiece a operar se crearán 450 plazas fijas. El proyecto terminará en el 2016.

Los comunitarios consideran que la cementara influirá en el deterioro económico de esa localidad, ya que les veda el derecho de producir sus cultivos y prevén que habrá escasez de agua por la tala inmoderada.

El anillo regional

Los trabajos de la primera fase del Anillo Regional iniciaron en mayo de 2013 en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez.

El Anillo Regional comprende 85 kilómetros que costarán más de Q400 millones (US$50,2 millones) y se espera que la obra concluya durante este gobierno, explicó Sinibaldi, al final del acto de inauguración.

Los primeros 28 kilómetros requieren una inversión de Q140 millones, de los cuales Q70 millones serán aportados por la empresa Cementos Progreso.

Los pobladores aseguran que serán desplazados por este proyecto, el cual consideran que solo beneficiará a la cementera.