El virus ISA y la abrupta caída de los principales mercados mundiales remeció la industria salmonícola chilena, que hasta 2008 era de las más pujantes del país.

Ese año sus exportaciones llegaron a US$2.475 millones, y pese a la enfermedad que acató los cultivos del sur y que la crisis planetaria ajustó la demanda, la indusrtia nacional de todas formas vendió US$2.099 millones en 2009.

Pese a que algunos empresarios del sector han llamado a la prudencia al advertir que no se han tomado todas las medidas sanitarias para garantizar que problemas como el ocasionado con el virus no se vuelvan a repetir, las autoridades chilenas están confiadas en que esta es una excelente industria para invertir.

Con ese fin es que organizaron para este 19 de octubre un foro internacional en el que se explicará el estado del negocio y todas las posibilidades que hay para apostar por este negocio.

“El incremento en la producción de ovas nacionales, el cultivo en agua dulce y la elaboración de smolt, además de los servicios de mantención y reparación de balsas jaulas, estanques y sistemas de recirculación, junto a los servicios de transporte, laboratorios de investigación y producción y abastecimiento de alimentos, hacen que esta industria tenga dinamismo y siga figurando entre las actividades económicas más importantes del país”, promovió Juan Antonio Figueroa, gerente de Desarrollo Empresarial y head de InvestChile de Corfo, ente organizador del evento que se desarrollará en la ciudad de Puerto Montt, a cerca de 1.000 kilómetros al sur de Chile, y que es epicentro de esta actividad en el territorio nacional.