Quito. Un banano más gourmet, con un tamaño y calibre diferente a la fruta que se envía a países del Cono Sur. Así es el tipo de guineo que Ecuador busca enviar a Brasil, una vez que este país eliminó en abril las restricciones sanitarias que existían para la importación.

Al momento se afinan detalles de forma para habilitar los envíos. Sin embargo, los primeros contactos comerciales ya se han iniciado, como el análisis de alternativas de transporte para mandar la fruta a ese país, que mantenía bloqueado el acceso desde 1997.

Brasil restringió el acceso alegando la presencia de plagas, como el moko de banano y la sigatoka negra, enfermedad que afecta la hoja.

Manuel Romero, director de la Corporación Regional de Bananeros Ecuatorianos Agroban, explica que como Brasil también produce banano, la idea es apuntar a un mercado con un poder adquisitivo alto, con una fruta premium, como la que va a Estados Unidos y a la Unión Europea.

“Es claro que nosotros debemos llegar a Brasil con fruta de primera calidad para poder establecer diferenciación con la fruta local”, dice Romero.

La variedad cavendish que va a Europa tiene un tamaño mínimo de los dedos de 18 centímetros y un calibre que está entre 39 mm y 46 mm.

Si bien aún no hay compradores en firme, en una reciente rueda de negocios efectuada en Guayaquil, un grupo de bananeros logró contactos con una cadena brasileña que estaría interesada en llevar el producto.

Romero, quien participó en esas citas, manifiesta que la parte logística es importante para concretar los pedidos, pues están analizando cuál es la mejor alternativa naviera.

Por su parte, Eduardo Ledesma, director de la Asociación de Exportadores de Banano de Ecuador (AEBE), estima que inicialmente se podrían enviar unas 20 mil cajas semanales de banano al vecino país, el más grande de Sudamérica.