Montevideo. Conaprole ratificó este martes ante la Asamblea de los 29 –organismo de dirección integrado por productores– la inversión en mejoras de infraestructura por un monto de US$ 110 millones en un plazo de cuatro años, que responde al crecimiento sin pausa que tiene el sector.

Las remisiones diarias de los productores superan los cuatro millones de litros de leche, 33% más que en 2010.

Su director, Miguel Bidegain, informó a El Observador que en ese encuentro se amplió la información sobre la inversión, incluyendo detalles referidos a la sustentabilidad y la rentabilidad.

Bidegain sostuvo que la evolución positiva de la actividad permite pagar un mejor precio por la leche que remiten los tamberos e invertir ahora en el mercado interno con una nueva línea de productos y la ampliación de la producción de helados, postres, quesos semiduros y muzarella.

En la nueva etapa de Conaprole sobresale la construcción de una nueva torre de secado de leche en Villa Rodríguez, en el departamento de San José, por un monto de US$15 millones para 2012.

“En ese aspecto se manejaron datos sobre desarrollos industriales y de productos, desarrollo de nuevas líneas, optimización de resultados económicos en la cooperativa y la reafirmación de un objetivo que es fundamental para Conaprole: trabajar para lograr el mejor precio para los productores lecheros”.

Bidegain sostuvo que ese es un objetivo del cual la cooperativa no se puede apartar, más allá de las posibilidades de expansión a nivel industrial, no solo en Uruguay sino también en la región.

El directivo explicó que las etapas de inversión que encara Conaprole obedecen a un crecimiento sostenido de la lechería uruguaya y del mercado interno, en el marco de una avidez mundial por los productos lácteos que produce la cooperativa.