La alta concentración en el mercado financiero que encarece los servicios e inhibe la innovación, es el principal reto para incrementar la inclusión financiera en México, consideró Narciso Campos, titular de la Unidad de Banca y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al participar en la 11 Convención Nacional de La Red de la Gente, el funcionario destacó que ante esta situación es necesario impulsar una mayor competencia en el sistema financiero para mejorar los servicios, bajar las tasas y promover mayor educación.

Agregó que un segundo reto que dificulta la expansión del crédito es la falta de garantías efectivas en sectores más vulnerables de la población.

“Para mejorar las condiciones del crédito es esencial fortalecer sus elementos fundamentales, por lo que proveer certidumbre jurídica y simplificar procesos de recuperación de garantías es de suma importancia para aumentar el acceso al crédito”, precisó el funcionario.

Asimismo, dijo que ante la falta de escala se requiere de cuentas de ahorro y crédito con montos menores y manteniendo costos bajos para lograr que los servicios financieros lleguen a toda la población.

Retos. “En este panorama y ante estos retos la estrategia de México ha sido fortalecer estos elementos fundamentales a través de la Reforma Financiera y aprovechar las sinergias de la banca de desarrollo con los programas de desarrollo social”, explicó Narciso Campos.

Argumentó que esto es indispensable para llevar la educación y servicios financieros a costos razonables hasta la población más alejada, ya que la Reforma Financiera busca fomentar un sistema más competitivo y con mayor certidumbre jurídica.

En tanto, Jorge Estefan Chidiac, director general del Banco Nacional de Ahorro y Servicios Financieros (Bansefi), insistió en que todo ello es necesario para llevar la educación y servicios financieros a costos razonables hasta la población más alejada, pues con estos cambios estructurales se logrará tener un sistema financiero más incluyente.

Mayor participación. El titular de la Unidad de Banca y Ahorro de la Secretaría de Hacienda explicó que las cajas en México han contribuido con el incremento del ahorro financiero en el país, al registrar tasas de crecimiento en los últimos años del triple de lo que ha aumentado a través de la banca comercial.

“Los resultados observados en los últimos años son alentadores. De marzo de 2012 a marzo de 2014 el ahorro financiero interno tuvo un crecimiento real anual de 11.6 por ciento. Ese incremento se ha debido a la evolución positiva del sector de ahorro y crédito popular que ha registrado un tasa de crecimiento de 16% en los últimos 10 años, tres veces mayor a la registrada en la banca múltiple”, detalló.

El funcionario de la SHCP resaltó que de acuerdo con la Encuesta de Inclusión Financiera elaborada por el INEGI y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), 36 por ciento de la población tiene una cuenta de ahorro formal.

“La pertinencia que nos da esta Convención de La Red de la Gente con el fin de motivarlos a hacer un esfuerzo mayor para promover el ahorro y que se canalice a través de instituciones financieras formales”, dijo.

Destacó que las cajas de ahorro y crédito contribuyen con el aumento en el ahorro y más aún con su participación en los programas sociales.

El funcionario comentó que en ese sentido con la promulgación de la Reforma Financiera se busca modificar las condiciones estructurales del sistema financiero mexicano para alcanzar mayor inclusión financiera.

“La Reforma Financiera fortaleció el mandato de la banca de desarrollo y en particular de Bansefi para contribuir a disminuir la brecha de inclusión financiera”, agregó.

Dijo que la reforma también elevó a nivel de Ley la existencia del Consejo Nacional de Inclusión Financiera y del Comité de Educación Financiera para que las instituciones financieras avancen en esta dirección.