Managua. La concesionaria del proyecto del canal interoceánico de Nicaragua, HKND Group, presentó este martes su plan de trabajo para 2015, y prometió no desalojar a la población que se verá afectada con la ruta de esa vía acuática mientras no estén de acuerdo con los precios de sus propiedades.

"En el primer trimestre de 2015 continuaremos la medición, diseño y adquisición de propiedades, y la construcción de la carretera de acceso para el tramo este del canal", anunció el empresario chino Wang Jing, propietario de HKND Group, en un acto en el que estuvo acompañado por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y transmitido por la televisión estatal.

En los primeros tres meses de 2015, HKND Group también iniciará la licitación para el diseño "preliminar" del proyecto, la adquisición de tierras y construcción de la ruta de acceso para el tramo oeste, detalló el ejecutivo chino.

Jing hizo ese anuncio horas después de que con una ceremonia simbólica celebrada en el departamento sureño de Rivas, en el Pacífico, el gobierno nicaragüense y su compañía dieran por inauguradas las obras preparatorias de la vía acuática.

Las obras preparatorias incluyen las carreteras de acceso a los lugares de excavación y de instalaciones necesarias para acometer el proyecto de la vía interoceánica, según el plan oficial.

En 2015 la concesionaria, que calcula su inversión en US$50.000 millones, comenzará las obras en el punto de excavación entre El Tule y La Unión, al sureste del Gran Canal de Nicaragua, y espera tener el diseño de las dos esclusas del canal, una en el litoral Pacífico y otra en el Caribe, precisó Jing.

Durante su discurso, el empresario chino prometió respetar los derechos de quienes serán expropiados por el proyecto, y descartó desalojarlos mientras no estén de acuerdo con los precios de sus propiedades.

El inicio de los trabajos preparatorios del proyecto ha comenzado con la resistencia de los pobladores que serán afectados por la ruta que tendrá el canal ante los posibles desalojos y expropiaciones de que pueden ser víctimas.

Asimismo, el empresario resaltó que en su "plan de beneficio social" prevén en 2015 dar becas completas para 50 estudiantes nicaragüenses en China, donar diez ambulancias y diez automóviles de bomberos, además de la renovación de tres hospitales en las áreas relacionadas con el proyecto.

Por su lado, el presidente Ortega prometió presentar el proyecto en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en enero próximo, en San José, Costa Rica.

El mandatario también afirmó que la organización Ramsar, a petición de la concesionaria, evaluará y dará sus recomendaciones para proteger los humedales que serán afectados por el canal.

En otra parte de su discurso, Jing pidió disculpas a los periodistas porque la cobertura a las dos actividades de inauguración, que sólo fue cubierta por la prensa oficial, fue suspendida sin previo aviso.

El canal, de 278 kilómetros de largo, y cuyo ancho será de entre 230 metros y 520 metros, con una profundidad de hasta 30 metros, partirá desde la costa pacífica de Brito, en el suroeste de Nicaragua, y llegará a la desembocadura del río Punta Gorda, en el Caribe, tras atravesar el Gran Lago en 105 kilómetros, según el plan oficial.

Además de excavar el canal, HKND Group tiene previsto construir carreteras, dos puertos, un lago artificial, un aeropuerto, un complejo turístico, una zona de libre comercio, así como fábricas de acero y de concreto.