Concha y Toro se transformó en la segunda viña a nivel mundial con más plantaciones, siendo sólo superada por la australiana Foster's Group.

La viña controlada por la familia Guilisasti completó 9.300 hectáreas repartidas entre Chile y Argentina, mientras la empresa autraliana totalizó 12.463 hectáreas, las cuales se distribuyeron entre su país de origen, Estados Unidos, Italia y Nueva Zelandia.

Así, Concha y Toro superó viñas como Constellation (8.990 hectáreas), E.&J.Gallo (8.100 hectáreas) y Pernard Ricard (8.000 hectáreas) e implica un adelanto de dos años en sus objetivos respecto al número de hectáreas plantadas.

Aunque Concha y Toro no superará a Foster's, sí se acerca. Es que las 9.300 hectáreas plantadas por la viña corresponden a cifras de 2009, lo que subiría en torno a 400 hectáreas al cierre de 2010. La firma invirtió US$ 57 millones en el ejercicio anterior y destinó un tercio a nuevas tierras, tanto en Chile como Argentina, de acuerdo a La Tercera.